Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » Personales

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

El presente es un regalo

Archivado en: Personales — Julio a las 9:45 am el Viernes, Octubre 22, 2010

Ayer escuché esta frase: “El presente es un regalo” y la verdad es que aun siendo cortita es una frase con mucho significado.

Todos sabemos que una de las acepciones de “presente” es la de “regalo”; en señal de su amistad le llevó un presente, le hizo un regalo. Pero ese presente también puede referirse al momento, a este momento, a este aquí y ahora.

A veces se pasan por situaciones en las que esos momentos, que pueden ser periodos de tiempo más o menos largos, quedan acotados pues la misma situación hace que te concentres más en el día a día sin que haya lugar para proyectos fuera de ese espacio de tiempo. A su vez ese día queda fraccionado en periodos de tiempo todavía más cortos lo que hace más fácil el disfrute de todos y cada uno de ellos y los  consideres como un presente, como un regalo

Enamoramiento

Archivado en: Personales — Julio a las 3:44 pm el Miércoles, Julio 21, 2010

En el vídeo anterior de Kuala Lumpur, Maharaji entre otras cosas habla del enamoramiento.

Refiriéndose al enamoramiento entre dos personas dice :

”esa persona activó en ti ese sentimiento, fue el catalizador y no sabías qué sentimiento era y es por ello que te limitaste a sentirlo; enamorarse no es una formalidad; enamorarse ocurre y no puedes hacer nada al respecto. “

Y ya, refiriéndose al Conocimiento agrega:

“Cuando llegaste al Conocimiento, te enamoraste; se trataba de Amor, enamorarse de la vida, de felicidad; enamorarse de la idea de paz; enamorarse de la posibilidad de estar satisfecho; enamorarse de la posibilidad de estar claro, de la posibilidad de ser libre: enamorarse de la posibilidad de saber; amor”

Por lo que a mí respecta, puedo dar fe de que así fue, que me enamoré locamente del Conocimiento. Aquellas palabras de que lo que buscaba estaba dentro de mí, constituyeron un flechazo, un enamoramiento al que la razón, afortunadamente, nunca fue invitada.

Y me fui detrás de aquel amor allá donde él iba: a Madrid, A Sevilla, a Londres….

Por él, abandoné todo: familia, trabajo, ciudad….. hasta que al tiempo, la razón, se asomó por allí y me hizo ver que no tenía por qué abandonar todo aquello para seguir enamorado. Y volví a mi ciudad, a mi familia, a mi trabajo…, y sigo enamorado.

El baile

Archivado en: Desclasificados, Personales — Julio a las 3:37 pm el Jueves, Junio 10, 2010

Ehhh…, corazón!…¡Despierta corazón!…
¿Acaso has olvidado que has sido creado para el baile?
Dile a tu dueño
Que descubra su música
Y juntos…
Poneros a bailar, bailar y bailar …
Bailar en un baile sin fín

De batallas y guerras

Archivado en: Personales — Julio a las 2:46 pm el Domingo, Junio 6, 2010

Decía Maharaji en un vídeo reciente, que todo lo que ocurre en nuestras vidas ya sea bueno o malo lo ocurrido, podíamos considerarlo como batallas y ya sabemos lo que ocurre en las mismas, que  unas se ganan y otras se pierden y que no deberíamos conceder mayor importancia a su desenlace siempre y cuando no perdiéramos la guerra.

En mi opinión, las batallas a las que se refiere, bien pudieran ser esas distintas situaciones  que  libramos todos los días en los distintos escenarios en los que se desarrollan nuestras vidas, de trabajo, de relaciones sociales, de pareja, en las que tanta energía invertimos y la guerra la trataba de explicar Maharaji queriendo hacernos ver que dentro de nosotros está la fuente inmortal de la paz y que hemos sido bendecidos  de la mejor manera posible y que llegar a conocer y sentir ese hogar todos los días, es lo que significaba para él ganar la guerra.

 Desde la experiencia que haya podido darme durante estos años la práctica del Conocimiento, no puedo estar más de acuerdo con lo expresado por Maharaji, es más, añadiría que algunas de esas batallas, que en buena lógica, desde el punto de vista de “nuestra lógica” no deberíamos permitirnos perderlas, bien podíamos por una vez o las que sean menester, dejar de lado esa lógica, dejar de concentrarnos demasiado en nuestras razones y perderlas en aras de no perder la guerra.

Con esa guerra ganada todos los días, tengo la completa seguridad que nos va a resultar mucho más fácil combatir y salir triunfadores  de todas las batallas a las que tengamos que hacer frente.

De qué va esto

Archivado en: Personales — Julio a las 6:49 am el Lunes, Mayo 17, 2010

Hoy he pensado intentar sintetizar en este texto, la esencia y hacia adonde nos quiere llevar,  lo que aquí se viene escribiendo y comentando de un tiempo a,  porque pudiera suceder que alguien entre por primera vez y se pregunte: sí, esto parece interesante, parecen buena gente, hay buena vibración, pero en realidad ¿de qué va el asunto?

Pues el asunto va ni más ni menos que de la vida; pero no de una vida cualquiera sino de nuestra vida, de algo que como tenemos tan cerca y consideramos tan nuestra, tal vez no le prestamos la atención debida. Una vida que cuando llegas a una edad como la mía y ves cómo va desapareciendo en los que te rodean, te hace pensar que la cosa va en serio. Que la cosa va en serio y que tal vez no debieras haberte tomado tan en serio tantas cosas como te tomaste que no tenían la menor importancia y que te hicieron sufrir.

Y que no, que tal vez hayamos sido educados para una vida de sufrimiento, pero que la cosa no va por ahí, ni mucho menos, antes al contrario hemos venido, estamos aquí, para disfrutar de la vida. Pero un disfrute totalmente distinto a la idea de disfrute que pudiéramos tener hasta ahora, basado por lo general, en que la resolución de hechos y situaciones nos sea favorable, puesto que va a depender única y exclusivamente de nosotros, de nuestra capacidad para dejar que se manifieste.

Muy bien, ¿y….?

Pues que sea la edad que sea que tengamos, tenemos que volver a ser educados en cuanto a qué y hacia adonde debemos enfocar nuestra  atención, en aras de conseguir ese anhelo común que todos tenemos que no es otro que el de ser felices.

Y es aquí donde hace su aparición Maharaji que viene poco más o menos a decir:

¡Inténtalo!, inténtalo por el medio que creas más conveniente y si al final no lo consigues, yo tengo un procedimiento que tal vez pueda ayudarte.

Sobre este procedimiento tenéis amplia información en los enlaces que dentro del epígrafe Prem Rawat-Maharaji, aparecen en la parte derecha de esta  página

Promesa

Archivado en: Desclasificados, Personales — Julio a las 10:48 pm el Domingo, Abril 11, 2010

PROMETO

SEGUIR

SIENDO

JOVEN

La frase no es mía sino que escrita sobre un fondo verde, corresponde a un  spot publicitario de la cadena de tv La Sexta. Y nada más leerlo me ha venido a la cabeza;  ¿Y por qué no? ¿Por qué no hacernos esa pregunta cuando es una promesa que podemos cumplir perfectamente?

Y claro que sí, por supuesto que el paso de los años va dejando huella en nuestro aspecto físico, en nuestro cuerpo que va envejeciendo, que me lo digan si no a mí  :)

Me sonrío porque vivo en una urbanización desde hace aproximadamente 30 años y en este tiempo, los  vecinos, hemos pasado de estar en  su recinto cuidando a nuestros hijos, a pasear algunos, que no es mi caso, a sus nietos. Y es tema de conversación habitual cuando te cruzas con uno de ellos, el estado de salud de cada uno:

¿Qué tal fulano?

Pues regular chico; tengo un dolor aquí en la pierna que me baja hacia.…..

¡Eso, seguramente es ciática!  Precisamente el  año pasado me ocurrió a mí lo mismo y ¡chico…! ¡Qué mal se pasa! Me detectaron una hernia discal pero afortunadamente no hubo que operar….

Y cuando no es la dolencia de la pierna, es la del  brazo o cualquier otra zona del cuerpo el tema habitual de conversación en esos encuentros, porque efectivamente nos vamos deteriorando sin que lo podamos evitar, pero…

Pero a pesar de ese deterioro, ¿es posible sentirnos jóvenes capaces de hacernos la promesa formulada al principio? La respuesta es sí, rotundamente sí porque hay algo en nosotros que no ha cambiado desde que exhalamos nuestro primer aliento y es precisamente lo que hizo que ese primer aliento fuera posible: La Vida.

 Esa Vida puede manifestarse hoy en nosotros con la misma frescura que se manifestaba cuando éramos niños, cuando nuestro discurrir lo hacíamos siempre en el presente, en el único tiempo donde ella puede manifestarse.

Así  que, sí es posible hacernos la promesa, porque esa vida, que no sabe de deterioros físicos, sigue impulsando nuestro aliento. Solo nos queda,  igual que hacíamos cuando niños, situarnos  en el disfrute del aquí y ahora.

Por mi parte solo desearía, que ese inevitable deterioro no llegara nunca a impedir mi consciencia del presente.

La anécdota

Archivado en: Personales — Julio a las 12:38 am el Viernes, Marzo 12, 2010

Seguro que todos hemos oído la expresión  de no quedarse con la o en la anécdota, dando inconscientemente por supuesto que no vivimos en ella. Y sin embargo,  si nos parásemos a pensar tal vez llegáramos a la conclusión de  que nuestra vida no es más que un discurrir de anécdota en anécdota, de una superficialidad a otra.

Por lo que a mí respecta, voy a abandonar esta anécdota del libro, con la que voluntaria y conscientemente he convivido estos días e intentar ser más consciente de su antónimo, de mi esencia

P.D.: Ultimos coletazos de la anécdota: :)

Se recuerda a todos, en este caso todas que dijeron iban a facilitarme su dirección, que por favor me la faciliten ¡¡YA!!

Días redondos

Archivado en: Personales — Julio a las 8:38 am el Jueves, Febrero 18, 2010

El otro día, al salir a la calle, un ligero viento helado me azotó la cara e instintivamente me vino a la memoria el último post de Avellaneda “Hay días”, en el que habla de días redondos, cuadrados o con más o menos aristas. Ese día, aunque solo fuera por el frío, considerado superficialmente, podría englobarse en el último grupo.

Y sin embargo, no fue así, antes al contrario, ese azote de frio, esa arista, la recibí con una sensación de agrado que hasta a mí mismo me sorprendió.

Ya más tarde, pensando del porqué de esa sensación, he llegado a la conclusión de que se produjo porque salí de casa con el traje de los domingos puesto, con el traje de fiesta. Un traje que Maharaji me enseñó a enfundarme al punto de mañana y que tiene la particularidad de poder convertir días, que sin él tal vez resultaran llenos de aristas, en días redondos.

Es el traje del Aquí y Ahora,  capaz de sacarte, aunque sea temporalmente, de esa situación penosa ya sea de tipo laboral, de salud o familiar por la que puedas estar pasando, y colocarte en el punto donde esas sensaciones, capaces de redondear las aristas, pueden tener lugar 

Despedida y bienvenida

Archivado en: Personales — Julio a las 1:12 pm el Miércoles, Diciembre 30, 2009

Creo que la mejor manera de despedir al viejo 2009 y recibir al jovencísimo 2010, será bailando. En pareja o solos, da igual. Si es solos, pues tenemos dos opciones: música lenta tipo bolero, brazos entrecruzados a la altura del pecho, ojos cerrados…  :)  O si se prefiere baile más alocado, también ojos cerrados, brazos extendidos en cruz y vuelta va y vuelta viene.  :)  De cualquier forma que lo hagamos, sintiendo en todo momento la compañía de nuestro corazón. Que él marque el ritmo

Para 2010 voy a desearos algo que tal vez sueñe un poco extraño y es que sea un año escaso de sueños e ilusiones, porque se hayan cumplido nuestro mayor sueño e ilusión que es la de sentirnos plenos, satisfechos.

¡¡FELIZ 2010!!

Mi deseo

Archivado en: Personales — Julio a las 7:45 am el Martes, Diciembre 22, 2009

Estos días, en distintas vallas publicitarias,  vengo leyendo un spot que dice: SONRIE ES NAVIDAD.

Me ha chocado bastante, pues es como si dieran a entender que ese acto de sonreír fuera algo muy especial, reservado solo para determinadas ocasiones, muy especiales también.

Bueno, pues mi deseo para todas y todos vosotros, para mí también, es que sonriamos muy a menudo, pero no por “imperativo legal”, ni por indicación de ningún eslogan, sino porque esa sonrisa salga espontánea de todos nosotros. Porque todos los días seamos conscientes de que se está produciendo un nuevo nacimiento, el nuestro, en forma de una página en blanco del libro de nuestra vida. Y las páginas en blanco, no son para emborronarlas de cualquier forma, sino para que las rellenemos de historias y sensaciones bonitas que nos hagan sonreir.

Y para que esto suceda así, nada mejor que contactar con la fuente de esa sonrisa, con la Vida; con nuestra Vida.

Y seguro que todos sabéis donde enfocar vuestra atención para encontrarla… :)

¡¡Efectivamente!!

 Debemos buscar y encontrarla en nuestro interior  :)

¡¡FELICES FIESTAS A TODOS!!

Escenarios (reeditado)

Archivado en: Personales — Julio a las 1:20 pm el Domingo, Diciembre 13, 2009

En distintas fases de la historia de este blog, lo he tenido cerrado a comentarios. Se me ocurre ahora rescatar algunos de estos post para que los leais o releais,  y comentéis si os apetece.

Este es uno de ellos

Escenarios

Una de las consecuencias que para mí ha tenido la práctica del Conocimiento de Maharaji, es que ha creado ante mí, por decirlo de alguna manera, un escenario nuevo o al menos ignorado hasta que empecé a practicarlo. Un escenario en cuyo decorado son elementos predominantes la claridad y la luz y en el que, con semejantes componentes, me resulta fácil moverme con total libertad y con una gran perspectiva. No tengo ningún miedo de tropezarme con ningún obstáculo, sencillamente porque no hay objetos que puedan obstaculizar mi libre desenvolvimiento por el mismo.

Y en ese escenario, en el que como he dicho predominan la claridad y la libertad, entiendo y acepto que tengo que jugar el papel que me ha tocado representar en esta vida. Y estoy seguro, porque así lo he podido comprobar en el pasado, estoy comprobando en los momentos actuales y estoy seguro podré ir comprobando en el futuro, que en ese segundo escenario me va a tocar representar obras que no van a ser de mi total agrado, pero al mismo tiempo, tengo la total seguridad de que siempre se va a filtrar en él la suficiente luz que me permita saber de qué va la obra. Saber y entender que la representación más importante está teniendo lugar en todo momento en ese primer escenario y que es ahí en donde tengo que fijar mi atención.

Hoy siento y por tanto puedo decir que qué triste hubiera sido mi vida si no hubiera sido testigo de esa gran representación, de esa gran obra en la que yo soy el principal protagonista. Triste porque todas esas otras obras que acompañan a la gran obra, estarían carentes de esa claridad, de esa luz que me ha proporcionado la práctica del Conocimiento de Maharají, con la posibilidad de poderse transformar en dramas cuando no en tragedias

Es por ello que siento decir: Gracias Maestro 

El hogar (escrito por Serafín)

Archivado en: Personales — Julio a las 12:00 am el Jueves, Noviembre 5, 2009

Imaginad una noche muy fría de enero, nevando y con ventisca. Estás en la calle. Tus circunstancias te han obligado a transitar bajo esas condiciones. Estás entumecido y cansado de aguantar el frío. Por fin el día ha terminado y es hora de regresar.
Cuando llegas a tu casa, ¡a tu verdadero hogar!, encuentras una chimenea con un fuego encendido. Te desprendes de toda esa ropa húmeda, avivas el fuego acercándote a él, y te calientas en ese calor reconfortante, agradable, reparador…
Es otra historia, es una grata sensación. El fuego no pregunta ¿dónde has estado?, ni, ¿de dónde vienes?, ni ¿que has hecho? Es su naturaleza; tú te acercas y sientes su calor, su luz, porque esa es la naturaleza del fuego. No pone condiciones, y no dice: como hiciste esto y lo otro hoy no te caliento.
No importa que vayas limpio o sucio, que estés borracho o lúcido, seas listo o tonto, guapo o feo, estés cansado o hambriento …En la proximidad del fuego sientes “calor”. Es otro mundo, no se puede comparar. El calor es una sensación que no tiene nada que ver …Por supuesto que el mundo de fuera sería mucho más acogedor con un poco de calor.

MI hogar es muy acogedor en el que me encanta estar. En él puedo hacer lo que quiera sin dejar de sentir ese calorcito agradable en toda la casa.
Al día siguiente dejaré el fuego con la suficiente leña, para que cuando vuelva siga encendido. Me abrigaré todo lo que sea necesario y saldré a la intemperie y con una sonrisa caminaré por las calles de mis obligaciones en un gélido día de enero, esperando que quizá un día sea primavera.
Y me sentiré afortunado por saber donde está mi hogar, por poder descansar cada día en él. Y sentiré una inmensa gratitud por quien me enseñó a encender su fuego. Y si se me hace tarde por entretenerme demasiado en los entresijos de estás calles heladas, no me importará si cuando llego a casa el fuego está en las últimas, porque volveré a encenderlo y la casa volverá a hacerse acogedora.

Dios no quiera que me pierda en las heladas calles, vagando a la deriva como un pobre indigente que olvidó donde está su hogar y me quede congelado hasta que llegue la primavera.

 Serafín Sancho

De comprensiones y aceptaciones

Archivado en: Personales — Julio a las 11:08 pm el Miércoles, Octubre 28, 2009

Quien siga mis escritos, habrá podido comprobar que con frecuencia, al emplear estas palabras, unas veces las escribo con minúscula y otras con mayúscula. Hay otras que les doy el mismo trato y entre ellas está la palabra “vida”. Para  explicar el por qué de este proceder, voy a intentar explicar en primer lugar que entiendo por vida, con minúscula.

Para mí, esa vida, lo que generalmente todo el mundo entiende por “la vida”, no es más que un conjunto, una sucesión de hechos, actuaciones, proyectos que nosotros mismos vamos diseñando y llevando a la práctica, a lo largo de todo el tiempo de permanencia en este lugar llamado tierra. Proyecto de vivir en pareja o no; de tener o no tener hijos; de progresar laboralmente; de alcanzar un reconocimiento social; sueños o ilusiones de lo que puedan ser nuestros hijos el día de mañana, y un largo etcétera.

Y es en el plano de esa vida, de la que alguna vez hemos podido oír expresiones como, ¡esta puta vida!”o ¡qué asco de vida!, donde aparecen esas otras palabras mencionadas anteriormente: la comprensión y aceptación. Aparecen, pero como meras figuras decorativas pues casi nunca hacemos uso de ellas. Es algo que tal vez debieran emplear los demás pero nunca nosotros

Y no hacemos uso de las mismas porque el hacerlo, sería tanto como reconocer que ese proyecto que NOSOTROS HEMOS FABRICADO, se ha ido al traste, ha fracasado. Esa pareja formada, ese futuro para nuestros hijos, ese negocio… ¡No!, nuestro proyecto, MI PROYECTO,  no es posible que pueda fracasar. Y como consecuencia de esa no comprensión y aceptación de lo sucedido, nacen otros subproductos de esa vida: la frustración y el sufrimiento.

Afortunadamente para nosotros hay otra Vida, ésta con mayúscula siempre acompañada también de una Comprensión y Aceptación, éstas también con mayúscula, que harán imposible nos podamos expresar en los términos despectivos empleados anteriormente para dirigirnos a la primera. Ya no habrá vidas asquerosas ni putas vidas. Habrá una Vida que nos acompañará siempre, acompañada a su vez, en todo momento, por una Comprensión y Aceptación que nos permitirán e invitarán a ir construyendo nuestras vidas, disfrutando de todos y cada uno de los  proyectos que la vayan conformando; sin sufrimiento.

Y todos sabemos de los esfuerzos que hemos tenido que aportar a fin de llevar a cabo algunos de los proyectos de nuestra vida. En cambio, la segunda, la Vida, se nos ofrece gratuita y generosamente. Solo tenemos que hacer el pequeño esfuerzo de permitir que se manifieste.

Ahí está, en nuestro interior, esperando que le prestemos nuestra atención.

El salvavidas

Archivado en: Personales — Julio a las 8:49 am el Domingo, Octubre 25, 2009

En la entrevista del post anterior, no me queda claro si los sucesos desgraciados que le ocurren a la entrevistada, se producen antes o después de haber recibido el Conocimiento de Maharaji. Sea de la forma que sea, lo cierto es que la práctica de sus técnicas le supusieron una gran ayuda para superar el trauma que le produjeron esos sucesos

Seguro que todos nosotros hemos padecido o sabemos de alguien, a quien una desgracia, generalmente de tipo familiar, o de cualquier otro tipo, económico, de salud, etc., haya impactado en el mismo de tal forma que no haya, lo que se dice, levantado cabeza desde su acontecimiento. Y esas desgracias, ahí están, o por donde sea que sea, podrán venir; entonces, ¿qué podemos hacer?

Para evitarlas poco o nada, pero sí que está en nuestra mano amortiguar sus efectos. Proveernos de una especie de salvavidas, de un paracaídas, para que cuando el suelo falle bajo nuestros pies, amortigüe nuestra caída.

Sería, por decirlo de otra forma, como un seguro a todo riesgo de esos que llevan franquicia, porque, qué duda cabe, el golpe lo íbamos a acusar y algo habrá que pagar; ese coche o esa casa a la que habíamos cogido cariño, donde se habían desarrollado tantos acontecimientos para recordar, ya no estaría ahí. Pero ese seguro nos permitiría hacernos con otra que, con el tiempo, iba a permitir olvidarnos casi por completo de la primera.

Suscribir un seguro que nos permita conservar algo de Vida, algo de ilusión. Porque la vida es ilusión, o mejor dicho, la ilusión nace de la propia Vida.

Estar conectados con esa Vida, desde la que puede brotar más fácilmente esa ilusión, es lo que podemos conseguir con la práctica del Conocimiento de Maharaji.

Sin duda, es un buen seguro de Vida :)

Cada uno en su sitio

Archivado en: Personales — Julio a las 6:06 pm el Sábado, Octubre 10, 2009

En estos últimos post, habréis podido comprobar cómo algunos de sus comentarios, hacían referencia, siempre de forma agradable y cariñosa, a otros correspondientes al blog de Estrella Altair, que en sus últimos posts, había suscitado el tema de la consciencia e inconsciencia; de actos conscientes e inconscientes.

No sé la idea que podáis tener  formada de mí; pudiera ser que esté bastante ajustada a la realidad, o por el contrario, dado que empleo una y otra vez el término consciente, os hayáis podido formar una idea equivocada: un ser consciente en todo momento, a quien no se le mueve un solo pelo sin su consentimiento. Así que voy a intentar ponerme en mi sitio.

Debo aclararos que nada más lejos de la realidad esta última suposición, antes al contrario, he de confesar que soy un hombre con cuatro pelos en la cabeza y que se revuelven con mayor frecuencia de la que fuera deseable.

Ignoro los efectos que en otros pueda estar causando la práctica del Conocimiento de Maharaji. Si conseguirán o habrán conseguido que ni un solo pelo de su cabeza se mueva sin su consentimiento. Como digo, no es mi caso, aunque es algo a lo que no concedo demasiada importancia.

Para mí, lo importante es que con el Conocimiento, con su práctica, he encontrado a un padre. Y cuando digo padre, no me refiero a haber encontrado a Maharaji ni a un ente espiritual a quien pudiera atribuir tal nombre, sino que he encontrado el o los sentimientos que puedan acompañar a un niño, por el hecho de encontrar o ir de la mano de su padre.

Me sentía extraviado, desorientado en la feria de este mundo y encontré mi norte. No sabía donde encontrar mi seguridad, y encontré mi fortaleza. No sabía donde estaban mis límites y yo mismo me los fijé. Me sentía prisionero de muchas cosas, y encontré mi libertad. Anhelaba, tal vez inconscientemente un sentimiento, y encontré el Amor. Todo lo anterior me impedía disfrutar de la vida, y hoy la disfruto plenamente.

Así pues, me definiría, no como un niño, digamos, formalito y bueno, que va de la mano de su padre, obediente, sino  más bien diría que soy un niño travieso, que se suelta con frecuencia de esa mano, pero que ante y sobretodo, es un niño que va disfrutando por la vida; feliz. Que aunque inconscientemente pueda soltarse de esa mano que le da seguridad, sabe que en cualquier momento y dependiendo exclusivamente de él, puede volver a encontrarla.

P.D.:

Me he “quedado” con esta frase de Maharaji del post anterior: “Te harás un experto en aquello que más practiques en tu vida”  

Voy a ver si me aplico en cierta práctica

Entradas siguientes »