Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » 2006 » Marzo

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

La cita de hoy

Archivado en: Citas Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 11:38 am el Viernes, Marzo 31, 2006

Se leal a tu corazón.
Sé fiel a tu aliento.
Disfruta del regalo de la vida.
Feliz nuevo dia, feliz nuevo aliento.
Feliz Semana nueva, mes nuevo, año nuevo
Que todos tengáis una feliz, feliz existencia

Prem Rawat – Maharaji

Sobre la vida y la muerte

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 10:38 am el Miércoles, Marzo 29, 2006

Hablar sobre la muerte parece como que impone un poco; nos resistimos; es como si fuera un tema tabú. Seguramente será por la educación recibida, ya que la hemos asociado con una especie de examen que vamos a tener al final de nuestros días, con sus correspondientes buenas notas y suspensos; y ¡vaya suspensos!; cuando, al tratarse de algo inevitable, nos tenían que haber enseñado a verla con toda naturalidad.

A mí, la verdad, es que este asunto de la muerte no me preocupa en absoluto: cuando llegué llegará y lo que sea será. Nadie me va a asegurar que haya algo después de ella, si es que lo hay, así que me aplico la filosofía de que ahora estoy aquí y de lo que se trata es de que esta estancia sea lo más agradable posible; de vivir en armonía. Por otra parte, actuando así, no creo hacer daño a nadie.

Entiendo que hay dos formas de pasar por este periodo de tiempo que hemos de permanecer en este mundo. Una es ir a caballo de la Vida; vivir todos los instantes que la conforman; en una palabra, vivir la Vida. La otra, si no es vivir la vida, será vivir la muerte; ir muriendo poco a poco, a cada instante.

La segunda me llevará irremediablemente a la muerte, porque será algo en lo que habré adquirido mucha práctica. La primera….., ¡yo que se!: de momento, viviré en la Vida.

No se, la verdad, lo que pueda pasar y repito que no me preocupa.

Tenía tres reflexiones sobre este tema que os las transmito

No hay cosa peor que la muerte.
El que muere es el gran perdedor en el juego de la Vida

***
Y esperar a la muerte que no es muerte, e irte con la Vida

***
Eternidad, algo que no muere, que está vivo; la Vida.
No vale hablar de eternidad, sino de experimentarla
Ser inmortal en cada instante, estar vivo, estar en la Vida

Colorín colorado: que disfrutes y viváis la Vida

Deseo

Archivado en: Poesía — Julio a las 12:06 am el Domingo, Marzo 26, 2006

Cuando yo me muera
Quiero que me despidas
Con una sonrisa
Y entenderé que has comprendido
Que no es muerte la muerte
Y que sigue la vida

Solución a la Adivinanza:

También podía haber titulado este post “Canto a la mujer”

Bueno, pues no se la solución de lo que será, pero algo tiene que atrae. Lo que si se es que Dios, la Naturaleza o quien quiera que fuese, hizo muy bien creándola para que disfrutáramos de su compañia

Adivina adivinanza

Archivado en: Poesía — Julio a las 3:17 pm el Miércoles, Marzo 22, 2006

¿Qué es mujer?
Qué es eso que tienen tus palabras
y no son tus palabras
Que tiene tu reír
Y no es tu risa
Que tiene tu mirar
Y es más allá de tu mirada
Que tienes toda tú
Y no eres tú
¿Qué es?
¡Eso quiero de ti!

La solución en el próximo post

La habilidad mística (escrito de Juan Ramón)

Archivado en: Juan Ramón — Julio a las 3:15 pm el Domingo, Marzo 19, 2006

Aunque la filosofía como disciplina cumpla con aquello de: “por la cual, con la cual, y también sin la cual pues te quedas tal cual”, a base de darle al tarro algún que otro filósofo como Aristóteles ha acertado con el más importante perogrullo alcanzable por el ejercicio de la razón, a saber, que el ser humano está diseñado para la felicidad. Otra cosa es dar luego con el procedimiento concreto.

Por ejemplo, la ventaja de los místicos sin importar cual fuera su cultura o religión ni la sociedad o el tiempo en que hayan vivido (o vivan), es que transmiten lo que ellos mismos alcanzaron mientras testimonian erre que erre cosas como ésta: ¿Crees que has sentido muchas cosas?, aún te falta sentirte en tu interior porque no existe sentimiento comparable al que habita en el interior del ser humano. ¡Qué hábiles!

El Gran Tema

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 9:44 pm el Miércoles, Marzo 15, 2006

Esta expresión la empleé el otro día hablando con una persona, a la que le dije que no me importaría comentar con ella cualquier aspecto relativo al Gan Tema; y ¿cual es el Gran Tema?, preguntó. Pues es el tema que una vez resuelto, hace que todo vaya encajando y teniendo un significado en nuestras vidas.

¿PARA QUE ESTOY AQUI?. He aquí a la madre de todas las preguntas, al Gran Tema; porque si no tengo clara la respuesta, tampoco tendré claro lo que tenga que hacer en pos de no se qué objetivo.

¿Qué es lo que tengo aquí?. Pues tengo todo: desde el sufrimiento, a la dicha; desde la oscuridad más absoluta, a la claridad; desde el vacío, a la plenitud; desde los sueños, a la Realidad. Por cierto que sobre los sueños ando estos días con un poco de angustia vital, porque leo una y otra vez en distintos posts de la importancia de los mismos, sobre que sin ellos no se puede vivir y claro, he empezado a palparme aquí y allá a ver si echaba en falta algo y parece ser que no; que estoy completo. Pero me ha inquietado, tanta insistencia de unos y otros…Para mí esto de los sueños, es como los cuadros u otros adornos que puedas colocar en casa; están bien, adornan, pero lo importante de la casa es la casa en sí; su solidez; buenas paredes sobre las que colgar esos cuadros, que tal vez mañana cambies. Pues los sueños, lo mismo: están bien pero colgados o soportados por algo sólido; por la Realidad.

Entonces, estoy aquí y tengo un amplio abanico de opciones por las que decidirme. Puedo levantarme por la mañana, fabricar el sueño de turno o desarrollar uno de los ya fabricados, o por el contrario, puedo subirme a lomos de la Realidad y caminar todo el día sobre ella. Los primeros los tendré que fabricar y seguramente contar con el concurso de una tercera persona para llevarlos a cabo; tarde o temprano acabarán con su correspondiente dosis de frustración o sufrimiento. La segunda opción no hay que fabricarla y no depende de nadie excepto de mí. No hay que buscarla en lugares muy remotos, porque camina siempre conmigo; solo tengo que descubrirla.

Solo existe lo que tiene existencia propia: así existe la luz y no tiene existencia la oscuridad; existe el conocimiento, pero no tiene existencia la ignorancia; existe la plenitud, pero no el vacío; existe la Realidad, pero no tienen existencia los sueños.

Entonces, ¿a qué vamos a dedicar nuestra vida, a ir detrás de objetivos inexistentes, de fantasmas, que por su inexistencia nos van a llevar al vacío, o por el contrario vamos a dedicar nuestra vida en ir tras la Realidad que como consecuencia nos llevará a la plenitud?

Libres somos para elegir una u otra opción

Reflexión

Archivado en: Reflexiones — Julio a las 1:58 pm el Lunes, Marzo 13, 2006

Hace ya tiempo escribí:

Tal vez no sepa con seguridad lo que quiero
pero sí se con seguridad lo que no quiero
y esto me llevará a conseguir lo que quiero

Vista mi vida desde la perspectiva de hoy, me explico el que en tiempos, una parte de mí, se rebelara contra lo que consideraba injusto y otra no se entusiasmara demasiado por desarrollarse en alguna de las facetas en las que se desarrollaban otros.

Hoy entiendo que algo o alguien estaba jugando su baza, esperando pacientemente lo que tenía que llegar. Ese algo o alguien era mi corazón; bendita espera.

De ilusiones

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 8:22 am el Sábado, Marzo 11, 2006

Ilusión: Imagen formada en la mente de una cosa inexistente tomada como real

¡Toda mi ilusión que había puesto en esto!
Y eso puede ser, un hijo, un negocio, un proyecto…
Falla ese hijo, ese proyecto, esa situación y ….
Pero, ¿por qué vivir de ilusiones?
Vivamos de realidades.
Conozcamos la Realidad y entonces podremos fabricar ilusiones; que no antes

Sobre la ilusión, hay expresiones comunes como: “Hay que estar ilusionado en la vida” o “sin ilusiones no se vive”. Para mí estas expresiones nacen o desde la ignorancia total, o desde la ilusión más absoluta ¿Es que acaso los niños, hasta que llegan a esa edad en la que empezamos a enseñarles a ilusionarse, no viven? ¿están muertos?. Tal vez no haya una manifestación más clara de vivir la Vida, sin ilusiones, que la que ellos reflejan.

Pero qué clara está la definición: “Imagen formada en la mente de una cosa inexistente tomada como real”. Entonces, si es así, que lo es, ¿qué edificio de nuestra vida estamos construyendo?, ¿con qué cimientos?. Si su base son imágenes, ¿qué embates podrá soportar?. Y así ocurre lo que ocurre; cualquier pequeña tempestad se lleva por delante todo lo que habíamos construido; toda nuestra vida; todos nuestros sueños.

No deberíamos perder de vista, que estas ilusiones aparecen gracias a que estamos vivos, gracias a la Vida. La Vida da origen a todo; a la mente y ésta a las ilusiones. Pero también de la Vida nace la Realidad; mejor dicho es la misma Realidad, con mayúscula, que expliqué en un post anterior. Así pues, no tenemos que fabricar nada; ahí está esperando que contactemos con ella y la disfrutemos.

Pero no, elegimos y nos quedamos con la ilusión, que tarde o temprano, acabará explotando en nuestras propias manos.

Así de complicados somos.

El Cilicio (escrito de Juan Ramón)

Archivado en: Juan Ramón — Julio a las 3:18 pm el Miércoles, Marzo 8, 2006

Tengo otro hermano de mi segundo nacimiento, Juan Ramón, a quien le gusta enviar, sobre el tema con el que ambos comulgamos, cartas al Director de distintos periódicos locales. De vez en cuando y con vuestro permiso, os haré llegar alguna.
Esta es una de ellas

***
La fórmula concreta, he ahí la cuestión. ¿Cómo, por qué medios y técnicas, a través de qué procedimiento o qué pasos o etapas deberé atravesar para acabar sintiendome bien de verdad?. Un mecanismo muy célebre consiste en morirse para alcanzar el cielo de ultratumba (eso si, después de haber pasado un examen), y precisamente para hacer méritos cara al aprobado existe como una más la técnica del cilicio. Imagínense un Dios que espera ver cómo sus criaturas sufren auto-infligiéndose heridas innecesarias para congraciase con él (20 MINUTOS). Vaya, yo no digo ni que si ni que no, que las creencias de cada cual son muy respetables, y además de verdad

Pero no es esa la única “fórmula” claro está. Por ejemplo otra algo menos célebre en nuestra sociedad pero asimismo muy, muy antigua, dice que lo que buscas está ya en tu propio interior, por ejemplo con aquella frase evangélica: ”antes bien considerad que el Reino de Dios está dentro de vosotros”. Pero claro, esta otra fórmula es aun más difícil de asumir, porque si mi propia infelicidad no depende del exterior, me echo encima un protagonismo de vértigo y la gente no suele andar tan sobrada de valor.

Deseo

Archivado en: Reflexiones — Julio a las 2:12 pm el Lunes, Marzo 6, 2006

Consigue la llave que abra tu corazón a una nueva vida.

De realidades: mi Realidad

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 11:49 pm el Viernes, Marzo 3, 2006

Realidad: Lo que existe: “Con los sentidos percibimos la realidad”
“Lo efectivo y que tiene un valor práctico”

Hay una expresión empleada con frecuencia que es: “Estar con los pies en el suelo”, “Vivir la realidad”. Con esto se quiere decir, que hay que hacer frente a las distintas situaciones que a lo largo de la vida se nos van presentando: hoy tengo que procurar el alimento para mí y mi familia; mañana debo hacer frente a un problema de tipo laboral; al día siguiente, mi hijo se pone enfermo…..

Estas situaciones que se nos presentan, vemos que son muy variadas tanto en su tipo, como diversas aún dentro de un mismo tipo. Nuestro oído, puede percibir ahora un “te quiero” y poco después un “te odio”. Nuestro sentido de la vista, puede contemplar en este instante un día soleado y más tarde el mismo día nublado.

Todas estas situaciones percibidas por nuestros sentidos y que por la definición anterior constituyen la realidad, producen en nosotros una serie de sensaciones: agradables unas; “te quiero”, tal vez el día soleado y desagradables otras: “te odio”, tal vez un día nublado; dolorosas otras, como puede ser una enfermedad.

Vemos pues que esta realidad es cambiante, e inmersos en ella, es por lo que fabricamos los sueños, que tienden a fijar las condiciones que hagan que las sensaciones que nos producen agrado sean para siempre.

A esta realidad, yo la llamaría realidad externa, de naturaleza variable y que produce en nosotros sensaciones también de naturaleza variable.

Pero hay otra Realidad que está teniendo lugar a la vez que se produce esa primera. Hay otro suceder que se produce también en el aquí y ahora, cual es el ir y venir de nuestro aliento. Un aliento que en cada ir y venir, nos trae un soplo de vida; ¿hay algo más efectivo y práctico que esto y por tanto una realidad mayor?. Un ir y venir que también puede ser captado y que da lugar a una Realidad no cambiante.

Y al igual que la primera realidad, que captada por nuestros sentidos, producía en nosotros unos u otros efectos, esta segunda Realidad, captada de alguna otra forma, también nos produce unos determinados efectos. Voy a referirme a uno solo de ellos: viviendo esa Realidad, no tienen cabida los sueños porque es el mayor sueño que pudiéramos fabricar desde la primera realidad.

Ahí está, coexistiendo con la primera, esperando ser descubierta. De nosotros depende que elijamos entre, sufrir con el ayer, soñar en el hoy y estar temerosos del mañana, o fluir en el disfrute del Aquí y Ahora.

Reflexión

Archivado en: Reflexiones — Julio a las 11:01 pm el Miércoles, Marzo 1, 2006

Siento, como si el hombre hubiera venido a este mundo, para tener una experiencia concreta, la experiencia de la Plenitud. Alcanzada ésta, conseguido su objetivo, ya nada le importa; ni siquiera la muerte.

COMENTARIO:
De aquí tal vez provenga esa resistencia a marcharnos; ¡espera!, ¡espera!, que siento que me falta algo por cumplir.