Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » 2009 » Marzo

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

Un sexto sentido

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 5:54 am el Martes, Marzo 31, 2009

¿Por qué será que por lo general, valoramos las cosas, lo que tenemos, solamente cuando las perdemos? Y esas distintas cosas pueden ser: los padres, en determinadas circunstancias; ese trabajo del que tantas veces hemos despotricado; los amigos, la salud….

¿Os imagináis perder cualquiera de nuestros sentidos?: La vista, por ejemplo, con la imposibilidad de disfrutar de este maravilloso Universo; el oido, el gusto … ¡Qué de sensaciones perdidas!

Pues hay una sensación, un sentido  por encima de todos los anteriores que podríamos perder, si es que lo hemos poseído alguna vez ; un sexto sentido y este es  el sentido de la apreciación de la vida. Y digo que está por encima, porque es el que nos va a permitir apreciar y valorar  la posesión de todos los demás.

¿Os imagináis perderlo o no haberlo percibido nunca?

Sentido que nos permite apreciar la vida; ponernos en sintonía con ella, a la misma velocidad….

¿Y cual es su velocidad…?

La velocidad del aquí y ahora. Sintonizándonos con ella, vamos a encontrar ese amor tal vez perdido en el pasado, o esa ilusión que buscamos soñando con el futuro.  Vamos a poder disfrutar de lo que ya tenemos y dejar de añorar y sufrir por lo que nos falta.

Prem Rawat-Maharaji (extractos)

Archivado en: Juan Ramón, Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 10:42 pm el Jueves, Marzo 26, 2009

Preparado para el Sol

“¿Tienes tiempo para comprometerte de nuevo con esta vida?” – Maharaji

El río de la respiración fluye en tu interior. Si quieres unirte a él y mecerte en ese hermoso vaivén, es elección tuya. El río del Conocimiento fluye a través de ti. ¿Te das cuenta de que el Conocimiento de uno mismo no es una experiencia creada? Ya está en ti. Lo único que hace este Conocimiento es redirigir tu atención de lo externo hacia tu interior mediante cuatro técnicas. Y esa dulce y bella experiencia siempre permanece en tu interior.

Depende de ti. Depende de ti dar ese paso y comprometerte de nuevo con esta vida. ¿Tienes tiempo para eso?

Hay un estanque junto a mi oficina en el que crecen cuatro hermosos nenúfares. Por la mañana los nenúfares se orientan en dirección al Sol, esperando a que salga, porque saben por dónde amanece. Lo saben y se orientan hacia él. Aun estando cerrados se orientan en esa dirección. Y en cuanto sale el Sol, se abren y lo siguen todo el tiempo hasta que se pone. Entonces se cierran y giran preparándose para el Sol de la mañana siguiente.

Y también tiene que ser así para ti. Prepárate para cuando el Sol se asome en el horizonte, listo para abrirte otra vez. Ese es el ciclo: prepararse. Estoy seguro de que pasan toda la noche girando y girando, girando y girando hasta abrirse. Luego, todo comienza de nuevo, todo comienza otra vez.

Es un compromiso nuevo. Como el nenúfar espera al Sol sin dar nada por supuesto, esperando y esperando, lo mismo pasa contigo y con el Conocimiento de uno mismo, contigo y con esta vida.

La cuestión es: ¿tienes sed?

Prem Rawat-Maharaji

Conferencia de Maharaji en Tel Aviv

Maestros del Amor

Archivado en: Personales — Julio a las 12:13 pm el Domingo, Marzo 22, 2009

Recién estrenada la primavera y puesto que en ella los amores se despiertan, he rescatado este post que escribí en tiempos  y que estuvo cerrado a comentarios, que habla del Amor y de sus Maestros.

El Amor: algo fuera de la imaginación de los poetas y escritores, pues no hay Amor inalcanzable o no correspondido. Inimaginable e inexplicable; algo que solo puede ser experimentado. El Amor, por el que un día nacimos, convivió con nosotros por un tiempo, del que posteriormente nos desconectamos y hoy necesitamos reencontrar.

El Amor, lo único y por ser único, vienen Maestros únicos, especiales; con un mensaje simple. Y unos pocos, no sé por qué juego de ese Amor, por qué gracia, lo entienden y lo experimentan.

El Amor, una vibración. Hay vibraciones de ira, de celos; o mejor que existencia de éstas, hay falta de vibración de Amor. Vibración de Amor, que uno puede comunicar y hacer sentir a los que le rodean; a sus hijos en brazos, sin palabras.

Vibración de Amor que te envuelve, que te enAmora. Nube de Amor que puede rodear a una pareja, a unos matrimonios, atraídos y unidos por una afinidad de gustos, de caracteres, que pueden variar o morir, pero esa nube permanece siempre, siempre; porque ese Amor ha existido, existe y existirá.

Amor, Dios, Energía, nunca creada y nunca destruida.
Amor, que inspira a hablar así a los que te experimentan.

Maestros del Amor, bienvenidos seáis

Reflexión

Archivado en: Personales — Julio a las 6:48 am el Martes, Marzo 17, 2009

El manual

Si, fuera cual fuere el concepto, la idea o la creencia que tengamos de Él, Dios existiera…Si, siguiendo el procedimiento que fuese, ese Dios nos hubiera creado…

Parece lógico pensar, que no lo hubiera hecho sin proveernos de un buen libro de instrucciones, que permitiera desenvolvernos felizmente en esta vida; libro que debería estar al alcance de todo el mundo y entendible incluso para los que no supieran leer.

De la existencia del primero, no puedo dar fe. Sí puedo darla del manual, porque Maharaji me enseñó cómo y donde encontrarlo. Ese manual está en mi interior y puede ser leído y comprendido, empleando el lenguaje universal de corazón.

Aunque claro, siendo consecuente con lo anteriormente dicho, si tengo constancia del segundo, debería aceptar la existencia del primero ¿….?

Tal vez debiera ser así pero, a efectos prácticos, me da igual  creer en Él o no. Con la constancia del manual, me apaño; me es más que suficiente. Más importante para mí que su existencia, es la existencia del Maestro capaz de mostrarme y explicarme ese manual.

Maharaji en Barcelona

Cuento de la mente

Archivado en: Cuentos — Julio a las 10:49 pm el Jueves, Marzo 12, 2009

Si alguna vez oís de alguien que os dice haber parado su mente, desconfiad de él. Hay un 99,9% de probabilidades de que os esté mintiendo.

Pero Julio, si tú acabas de decir recientemente precisamente eso…. Chissss, calla, habla bajo, no te vayan a oír… Hablaba así, aunque en realidad quería decir mente controlada, pero callada rimaba mejor

Después de esta pequeña nota de humor, que no nos debería faltar nunca, voy a contaros un cuento que sobre este tema de la mente, oí en ocasiones a aquellos discípulos indios de Maharaji, de los que alguna vez os he hablado, que vinieron en los primeros tiempos a difundir su mensaje por Occidente.

Había una vez un hombre al que se le podía definir como pobre de solemnidad: pobre económicamente; no agraciado físicamente; desafortunado en amores…y claro el hombre llevaba muy mal su desgracia, por lo que no era de extrañar que se desesperara con frecuencia y clamara pidiendo a Dios que cambiara su fortuna.

Tanto le rogó que al final Dios se le apareció y le dijo que le iba a enviar un genio al que le podría pedir todo lo que se le antojara, que todo le sería concedido. Solo le hizo saber Dios de una particularidad de aquel genio y esta era, que tenía que estar pidiéndole constantemente cosas, pues era un genio muy activo que no sabía estar parado un momento.

El hombre sonrió al oír esto último pues eran tantas sus necesidades que pensó no dar descanso un momento al genio, por lo que no le costó ningún esfuerzo aceptar esa particularidad.

Así pues, al cabo de unos días, se le apareció el genio y dirigiéndose al que le habían asignado como amo, le dijo:

-Mi amo, aquí estoy para satisfacerte; pídeme lo que quieras.

Un poco incrédulo de que aquello funcionara el hombre le dijo: Pues tráeme una casa. Y al instante apareció la casa delante de sus ojos.

Aún no había entrado en ella cuando nuevamente se le aparece el genio que le dice:

-¡Pídeme algo más mi amo!

A lo que el hombre le dijo: amuéblame la casa con los muebles más bonitos que se hayan fabricado

Al instante apareció la casa amueblada tal como había solicitado

-¿Qué más quieres, mi amo?, le inquirió el genio

El hombre un poco molesto pues no le había dejado disfrutar ni de la casa ni de sus muebles, le pidió: ¡Pues tráeme ahora la mujer más bella que hayas conocido…

Bueno, os podéis imaginar cómo continuó la cosa: Aquel genio pidiendo constantemente a su amo que le solicitara cosas y éste no pudiendo disfrutar de las que iba poseyendo, hasta llegar a aborrecer a aquél que se las proporcionaba.

Tanto fue así que un día, y no pudiendo soportar más a quien no le dejaba disfrutar de lo que tenía, suplicó y suplicó a Dios que le diera remedio a aquella situación. Dios, bondadoso, otra vez se apiadó de él y le dijo:

Mira: el problema es que incluso yo, no puedo hacer desaparecer al genio, pero sí que te voy a dar un remedio para que no te moleste más. Vas a plantar un poste, cuanto más alto mejor y cuando el genio te diga que qué tiene que hacer, tú le dices: genio, sube por ese palo y cuando llegues arriba, baja de nuevo para después volver a subir y así hasta que yo te diga basta.

Ya podéis imaginaros las gracias que aquel hombre le dio a Dios por haberle dado la solución a su angustiosa situación. Solución que funciono y con la que el hombre pudo al fin disfrutar de todo lo que poseía.

Moraleja: la mente, si no la intentamos controlar de alguna forma, nos puede volver locos

Sensaciones

Archivado en: Sensaciones — Julio a las 10:47 pm el Domingo, Marzo 8, 2009

En mi soledad

mi respiración es

la compañía más fiel

más silenciosa

más inspiradora

 

Prem Rawat-Maharaji (extractos)

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 10:49 pm el Jueves, Marzo 5, 2009

Lo temporal y lo permanente

“El Conocimiento de uno mismo hace que lo temporal y lo permanente estén en la misma línea.” - Maharaji

¿De qué trata el Conocimiento de uno mismo? Trata de ti. Tienes que alinear el yo temporal con el yo que es permanente para que puedas entenderlo, aceptarlo y disfrutarlo.

El yo temporal tiene algo de salvaje. Tenía que ser salvaje para poder sobrevivir en este mundo. Es como una empresa que posee muchos camiones de reparto. Los camiones van al almacén cada noche a cargar y, en el almacén hay rayas de colores en las paredes. Puedes estar seguro de que por cada color que se ve en la pared, hay en alguna parte un camión con la pintura rayada.

La gente se pregunta por qué le influye tanto este mundo. El mundo tiene una forma distinta de la tuya. Dondequiera que vas, te rozas con algo. Y cuando eso ocurre, algo cede, y no es precisamente la pared. El mundo no va a cambiar; tú sí. Y al cabo de un tiempo, tras rozarte con unas cuantas paredes, lleno de abolladuras y golpes, ya no estarás tan limpio ni tan impecable como antes. No puedes retroceder en el tiempo ni cambiar de forma o color. No te queda más remedio que aceptarlo: está bien.

¿Y qué hace el Conocimiento de uno mismo? Pone en una misma línea lo temporal y lo permanente. Lo temporal es temporal, pero es un instrumento maravilloso: puede ver, sentir, pensar, reír; puede disfrutar.

Y ¿podemos empezar a centrar lo temporal un poco más en lo que es realmente permanente? Lo permanente es permanente. Era, es y será. Está en ti y fuera de ti, y en todas partes. Nada existiría sin él; está en todas las cosas, pero no es ninguna de ellas. Está en un automóvil, pero no es el automóvil; en tu uña, pero no es la uña; en tu dedo, pero no es el dedo. Está en ti. ¿Quieres llamarlo energía? Me parece bien. ¿No quieres ponerle una etiqueta? De acuerdo también. Sus sentimientos no se hieren. No está buscando lo mismo que buscamos nosotros. Nosotros buscamos etiquetas, reconocimiento. Pero lo que es perfecto no tiene ningún motivo para buscar reconocimiento.

 Prem Rawat – Maharaji

¡Gracias por este regalo!

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 7:55 pm el Miércoles, Marzo 4, 2009

Acabo de recibir este vídeo y al verlo me ha transportado a Londres, en el año 1973, donde y cuando recibí el Conocimiento de Maharaji.

Digo que me ha transportado porque en aquel tiempo, al igual que hoy, sin comprender el inglés, solamente el hecho de ver aquellos discípulos indios hablar de Maharaji y su Conocimiento, solamente el hecho de verlos y oirlos aun sin entender lo que decían, era motivo suficinete para que captaran toda mi atención y mi corazón sintiera algo muy muy especial.

Este personaje del vídeo, Charan Anand, es uno de aquellos discípulos, mahatmas los he denominado alguna vez pues así se hacían llamar entonces.

Igual que entonces, oirlo y ver su cara, su sonrisa, aun sin saber lo que dice, ha supuesto todo un regalo para mí.

Os hago partícipes del mismo y seguro que vosotr@s que sí sabréis inglés, lo vais a disfrutar doblemente

Para todos vosotr@s