Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » 2010 » Junio

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

Maharaji en Barcelona

Archivado en: Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 1:42 pm el Domingo, Junio 20, 2010

Ver Información

Post abierto a comentarios

Una nueva etapa

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 2:10 pm el Viernes, Junio 18, 2010

Hoy quiero anunciaros el inicio de una nueva etapa en la vida de este blog y para explicaros el por qué de esta decisión, he pensado que nada mejor que reeditar el post “Nuestros límites” que publiqué con fecha 5 de marzo de 2007 

Si vais al mismo, podréis leer los comentarios que suscitó y que no reproduzco aquí

Esta nueva etapa no consiste ni mucho menos en la desaparición del blog pero si su cierre a vuestros comentarios. Así que perderé la inspiración de los mismos, perderé esas musas y musos, que también los ha habido, de que en tantas ocasiones he hablado. Estoy seguro que es lo que más voy a echar en falta; vuestra compañía, cariño e inspiración. A cambio voy a conseguir o al menos esa es mi intención, dedicar más atención a lo que tengo de puertas adentro, a mi hogar y dentro del mismo a mi mujer e hijos.

Pero el blog seguirá, cómo no va a seguir. Cómo voy a dejar de hablar de Maharaji y de su Conocimiento si es algo que ha supuesto tanto en mi vida, pero seguirá con publicaciones especialmente de extractos de sus conferencias, entre las que intercalaré, si la inspiración así me lo ofrece, alguna colaboración propia.

He cambiado el título original de “Nuestros límites” por otro más determinado como es “Mis Límites” que son los que en realidad me han empujado a dar este paso.

Os llevaré a todos y todas en mi corazón

***************

Mis límites

Yo pienso que tenemos un sexto sentido que nos indica cuando nos excedemos en alguna faceta de nuestro comportamiento, de nuestras actividades diarias y cuando estamos dentro de límites. Estos límites vendrán definidos en cada uno de nosotros, por una serie de factores diversos: culturales, familiares, de educación…

Algunos de estos límites son muy groseros, como por ejemplo, cuando nos pasamos en aspectos como la comida o la bebida. Estos, están muy bien delimitados, pues enseguida padecemos las consecuencias de sobrepasarlos. En cambio, otros aspectos son más sutiles, y sus límites tal vez no estén tan bien definidos. Dentro de este último grupo podrían incluirse las relaciones de pareja, de amistad, en sus múltiples aspectos; actitudes ante el sexo; ambiciones personales, etc

Así como el quebrantar algunas normas, especialmente aquellas que regulan nuestra convivencia, puede acarrearnos incluso, la pérdida de nuestra libertad física, el traspasar esos límites más sutiles a que antes me he referido, puede hacernos perder también nuestra libertad, no física en este caso, por el hecho de haberse apoderado de nosotros nuestras “fuerzas negativas” que anulan nuestra capacidad de dircernimiento y hacen que nos convirtamos en esclavos de nosotros mismos.

Voy a singularizar y preguntarme: ¿Y cuáles son mis límites en este aspecto? ¿Dónde fijo el listón a partir del cual siento que he perdido mi libertad?

Una de las sensaciones más agradables que experimento con la práctica del Conocimiento, es la sensación de libertad. Y en esa libertad, encuentro mi equilibrio, mi armonía; y en esa armonia y equilibrio, encuentro mi libertad. Así que por ahí andarán mis límites. En cualquier faceta de mi vida, mientras no pierda mi armonía, me indicará que estoy dentro de límites. Subo el listón, ¿sigo en armonía?, adelante. Lo subo, ¿la pierdo?; ¡alto Julio, no lo sobrepases!

Y al actuar así, sigo sintiéndome libre, porque no son límites que me son impuestos por normas externas, sino que son límites nacidos de mi propia libetad.

Y así es como funciono. Pero para funcionar así, primero hay que disfrutar de esa libertad

La cita de hoy

Archivado en: Citas Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 12:28 am el Lunes, Junio 14, 2010

Existe alguien que hace que la promesa cobre vida.

Existe alguien que saca a la luz la súplica del corazón.

Y algo dentro de ti pide ayuda: “Sí, que se cumpla la promesa. Que se haga realidad este destino. Que mi vida se llene de satisfacción, que mi existencia sea plena…”. Porque este espectáculo, esta obra nunca más se volverá a representar 

El baile

Archivado en: Desclasificados, Personales — Julio a las 3:37 pm el Jueves, Junio 10, 2010

Ehhh…, corazón!…¡Despierta corazón!…
¿Acaso has olvidado que has sido creado para el baile?
Dile a tu dueño
Que descubra su música
Y juntos…
Poneros a bailar, bailar y bailar …
Bailar en un baile sin fín

De batallas y guerras

Archivado en: Personales — Julio a las 2:46 pm el Domingo, Junio 6, 2010

Decía Maharaji en un vídeo reciente, que todo lo que ocurre en nuestras vidas ya sea bueno o malo lo ocurrido, podíamos considerarlo como batallas y ya sabemos lo que ocurre en las mismas, que  unas se ganan y otras se pierden y que no deberíamos conceder mayor importancia a su desenlace siempre y cuando no perdiéramos la guerra.

En mi opinión, las batallas a las que se refiere, bien pudieran ser esas distintas situaciones  que  libramos todos los días en los distintos escenarios en los que se desarrollan nuestras vidas, de trabajo, de relaciones sociales, de pareja, en las que tanta energía invertimos y la guerra la trataba de explicar Maharaji queriendo hacernos ver que dentro de nosotros está la fuente inmortal de la paz y que hemos sido bendecidos  de la mejor manera posible y que llegar a conocer y sentir ese hogar todos los días, es lo que significaba para él ganar la guerra.

 Desde la experiencia que haya podido darme durante estos años la práctica del Conocimiento, no puedo estar más de acuerdo con lo expresado por Maharaji, es más, añadiría que algunas de esas batallas, que en buena lógica, desde el punto de vista de “nuestra lógica” no deberíamos permitirnos perderlas, bien podíamos por una vez o las que sean menester, dejar de lado esa lógica, dejar de concentrarnos demasiado en nuestras razones y perderlas en aras de no perder la guerra.

Con esa guerra ganada todos los días, tengo la completa seguridad que nos va a resultar mucho más fácil combatir y salir triunfadores  de todas las batallas a las que tengamos que hacer frente.