Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » 2005 » Diciembre

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

Gracias

Archivado en: Poesía — Julio a las 10:47 am el Miércoles, Diciembre 28, 2005

En estos dias de Gracias y Felicitaciones, quiero expresar mi agradecimiento a la Vida, que me ha colocado en un punto, que permite que me exprese como lo hago a continuación:

Gracias Vida por nacer donde he nacido
Y una vez nacido
Por haber nacido sano
Y una vez nacido sano
Por haberme dado unos buenos padres
Y una vez con unos buenos padres
Por permitir haberme perdido
Y una vez perdido
Por permitirme hallarte
Y una vez que te he reencontrado
Por permitirme caminar contigo

Daba tanto por supuesto, que apenas valoraba lo que tenía. Hoy, pienso en los inmigrantes, en los que nacen con cualquier tipo de malformación, en los niños maltratados por sus padres……Y todo ello hace que me sienta muy afortunado.
Y sobre todo, afortunado por ir de la mano de la Vida disfrutando de la vida.

****
En este año que acaba, quisiera también dar las gracias a tod@s con los que de alguna forma me he comunicado, bien a través de vuestros comentarios a mis escritos, bien con los míos hacia los vuestros, y que han hecho posible que en cada uno de ellos se haya activado un canal de comunicación de vuestro corazón con el mío. Al menos yo así lo he sentido y espero continuar sintiéndolo el año próximo.

Que tengáis una feliz despedida de año y una prometedora entrada en el nuevo.

Deseo

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 11:02 pm el Miércoles, Diciembre 21, 2005

Esclavos

Archivado en: Poesía — Julio a las 1:40 pm el Lunes, Diciembre 19, 2005

¡Hombre!, ¡pobre esclavo!
Habrá que cambiarte el nombre
¿Para eso te crearon?
Tú, rey de la creación y esclavo.
Rompe, rompe, rompe tus ataduras
Sé libre, libre, libre, libreee…e

Nacimos con la Libertad dentro de nosotros y a medida que crecemos y en nombre de esa libertad de personas mayores que creemos ir alcanzando, nos vamos esclavizando de todo lo externo.

Esta última reflexión me viene, al hilo de la ley que se ha aprobado estos días sobre la prohibición de fumar en determinados lugares y sobre las dificultades que va a suponer para muchos fumador@s, dejar su hábito.

Yo he fumado desde los 15-16 hasta los 31 años. ¿Qué cómo lo dejé?: aún recuerdo las palabras de quien se dirigió a mí, en el sentido de que, cómo yo, el rey de la creación, podía ser esclavo de algo tan insignificante como esto, decía, haciendo a la vez un significativo gesto con la mano; fue el principio del fin.

Empecé a reconocer ese regalo maravilloso de la Vida que se me había dado. Me enseñaron a valorar la Vida, a apreciarla y una vez apreciada, no podía dispensar a ese aliento que es portador de ella, semejante recibimiento: una atmósfera enrarecida, sucia, maloliente. Ese aliento que me llega a cada instante, se merece una bienvenida mucho mejor, más diáfana, más limpia, más pura.

El haber dejado de fumar, es una de las cosas que más satisfacción me ha producido en mi vida, no ya desde el punto de vista físico, sino también desde el punto de vista psíquico. En el físico, en el sentido que me encuentro mucho mejor cuando realizo cualquier esfuerzo de este tipo, ya sea subir unas escaleras o cualquier otra actividad que requiera un esfuerzo: no toses al final del día; menos cargada la cabeza; no hueles; no huele tu hábitat….. Desde el punto de vista psíquico, aparte de lo mencionado anteriormente, la sensación de que, al haber roto mi esclavitud a ese hábito, me sienta un hombre más libre.

Y sentir la Libertad es una sensación incomparable.

Para variar

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 12:54 pm el Viernes, Diciembre 16, 2005

Me ocurrió tal como lo cuento. Soy una persona muy despistada, que nunca me he distinguido por ser muy relaciones públicas en el trato con mis compañeros durante mi etapa laboral, pero aquel día, la fatalidad quiso que me saltara esa norma.

Habían ascendido de categoría a un compañero con el que yo apenas tenia relación ni laboral ni de otro tipo. Un buen día subo a la planta superior de la oficina a realizar una consulta, cuando me encuentro con alguien que identifiqué (erróneamente como luego se verá) con el compañero ascendido, así que le solté: enhorabuena, fulano, tu dedicación y esfuerzo se lo merecían. Gracias, gracias acertó a pronunciar, mientras yo proseguía mi camino hacia lo que me motivó el subir.

Una vez resuelta la gestión y de vueltas a mi puesto de trabajo, le comento a mi mujer (trabajábamos en la misma oficina), que le había dado la enhorabuena a fulano por su ascenso; pero, ¿qué ascenso dices, si ese lo que ocurre es que su mujer acaba de tener un niño?. Luego comprendí la cara que puso cuando le di la enhorabuena con semejante frase; pensaría: que graciosito es este Julio. Para más INRI, era del Opus.

Verídico

El filo de la navaja

Archivado en: Personales — Julio a las 7:45 pm el Martes, Diciembre 13, 2005

Me viene a la cabeza esto del filo de la navaja, porque ando estos días ¿blogeando?, pinchando aquí y allá por los distintos blogs y la verdad que es una locura. Lees unos y otros; te detienes en los que llaman tu atención por algo, especialmente en aquellos que intuyes que su autor está más de acuerdo con tu forma de pensar o de ver la vida; admiras lo bien que un@s escriben; sientes un poco de envidia en el sentido de que desearías estar lo suficientemente inspirado para que en el momento que te pones a escribir, reflejaras claramente todo lo que quieres expresar, con la misma claridad y brillantez con la que lo hacen otr@s; te admiras, tal vez, del número de visitantes de alguien; muy sutilmente, piensas en llegar a lo mismo, a que tu página sea mucho más visitada….

De pronto, me suena la alarma; me doy cuenta de que estoy caminando fuera de ese filo de la navaja que comento y corrijo el rumbo. Corrijo porque sé, que fuera de él, solo hay una carrera desenfrenada que te lleva a ningún sitio; tal vez a la locura. Corrijo porque sé, al haberlo experimentado en otras ocasiones, que permaneciendo en él, estoy en contacto con la mejor fuente de inspiración; que no tengo que buscarla en ningún sitio sino dejarla que se manifieste. Que caminando por él, voy a encontrarme con todo lo que pueda desear.

Con que nada, voy a intentar permanecer en ese filo, también lo llamo punto muerto, en ese aquí y ahora, el mayor tiempo posible. Estando en él, vendrá lo que tenga que venir. Escribo, y si mis escritos tienen que llegar a alguien, llegarán. Para mí, el simple hecho de escribir sin esperar nada, no habrá sido un tiempo perdido, porque al haber permanecido en ese aquí y ahora, habré encontrado mi dicha..

De espaldas a la vida

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 8:53 am el Sábado, Diciembre 10, 2005

Hace unos días entré en uno de mis enlaces y en la portada leí lo siguiente:

La vida es aquello que va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes (John Lennon)

No podía haberlo expresado mejor.

Vivimos de espaldas a la vida, es decir no estamos fluyendo, no estamos en sintonía con ella; no estamos viviendo la vida. Y si es así, ¿qué estamos viviendo pues? ¿Estaremos viviendo acaso la muerte? Qué triste, ¿no?, que nos estemos perdiendo todo lo que la vida posee: amor, paz, armonía, plenitud, felicidad. Podéis imaginaros el capital de la muerte: ausencia de todo esto

Y lo curioso es que teniendo la vida tan cerca de nosotros, la llevamos en nuestro interior, nos vayamos en busca de la muerte. Salimos del cascarón y enseguida deseamos alcanzar todo lo que se pone a nuestro alcance; así nos han educado.

Habrá que buscar algún maestro que nos enseñe a dejar en un segundo plano nuestros planes y a enfocarnos en lo que va sucediendo.

¡Seguro que los hay!

Preguntas y respuestas

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 11:35 pm el Miércoles, Diciembre 7, 2005

ASPIRACIÓN AL DESPERTAR

Quiero ser consciente de mi negación de la realidad
De mi negación de mí
De mi negación de ti
De nuestra negación de nosotros
Ser consciente de cómo se niegan los hombres
Cómo se niega el planeta
Cómo se niega el universo
Quiero ser consciente de la negación de la Realidad

Una persona a la que quiero mucho y a quien deseo de todo corazón que pronto pueda exclamar: ¡ah!, así me gustaría vivir esta vida y mil vidas que tuviera, ¿plenitud?, estado que consciente o inconscientemente deseamos todos, me escribió el otro día esta poesía. La leí y releí una y otra vez y aunque quería vislumbrar algo, no acababa de entender su significado. Al final decidí pedirle que me la explicara; lo hizo y ahora ya la entiendo.

No obstante, después, le hice la siguiente reflexión: mira, le dije: yo entiendo que hay dos formas de intentar alcanzar ese estado que me figuro pretendes. Una es colocarse en el plano de las preguntas y respuestas, de los razonamientos, en el que a cada respuesta que demos a cada una de nuestras preguntas, siempre surgirá una nueva pregunta y otra situarse en el plano en el que no hay que hacer una sola pregunta; simplemente abrir sus puertas y dentro está la respuesta .El primero es el plano de la mente y el segundo es el plano del corazón. El primero es el plano de la confusión y el sufrimiento; el segundo de la claridad y disfrute.

Seguro que esta reflexión, le dará lugar a formularse alguna nueva pregunta o empezar un nuevo razonamiento.

Desenfocados

Archivado en: Poesía — Julio a las 1:31 pm el Viernes, Diciembre 2, 2005

A veces sientes que te falta algo
No sabes qué, pero algo te falta y dices:
¡No se que me pasa!
Y tratas de llenarte creando situaciones artificiales
Y te engañarás
Y despertarás de ese engaño y seguirás diciendo:
¡No se que me pasa!

He intentamos llenar ese vacío de muy diversas formas. Unas veces desarrollando una actividad como pueden ser los estudios; sí, esto se me pasará cuando acabe los estudios. Y acabo el bachiller y la cosa sigue igual. ¡No! cuando acabe la licenciatura; y acabo y sigue igual. Cuando me coloque…, y me coloco y todo sigue igual. Claro con este trabajo que tengo…; y cambio de trabajo ….y todo sigue igual.

Otras veces lo intentamos llenar pensando en lo divertido que puede resultar el próximo fin de semana o las próximas vacaciones; y pasan estos acontecimientos y todo sigue igual.

Causas sentimentales: lo que pasa es que debiera buscarme novi@, porque , así, sol@ …y dejo la soledad, me caso y todo sigue igual….;más tarde a la espera del primer hijo….; luego cuando me divorcie.

Ya, al final de nuestros días, tal vez soñando con el cielo y hasta puede que nos apliquemos para conseguirlo.

………………………………..

Todo globos, burbujas, que explotan al poco de haberlas fabricado.

Pero, ¿tan mal hemos sido diseñados por la naturaleza para que se produzcan tantos fracasos, tantas frustraciones?. ¿No estará el fallo en nosotros? ¿No será que hemos enfocado nuestra atención siempre hacia un objetivo equivocado?; porque, ¿acaso hemos enfocado alguna vez hacia nosotros mismos, hacia nuestro interior?

Sería cómico si a la vez no fuera en muchas ocasiones dramático y trágico, el que hayamos sido mendigos durante toda nuestra vida de algo que ya poseíamos y que solo esperaba ser descubierto.