Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » Juan Ramón

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

Prem Rawat-Maharaji (extractos)

Archivado en: Juan Ramón, Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 10:42 pm el Jueves, Marzo 26, 2009

Preparado para el Sol

“¿Tienes tiempo para comprometerte de nuevo con esta vida?” – Maharaji

El río de la respiración fluye en tu interior. Si quieres unirte a él y mecerte en ese hermoso vaivén, es elección tuya. El río del Conocimiento fluye a través de ti. ¿Te das cuenta de que el Conocimiento de uno mismo no es una experiencia creada? Ya está en ti. Lo único que hace este Conocimiento es redirigir tu atención de lo externo hacia tu interior mediante cuatro técnicas. Y esa dulce y bella experiencia siempre permanece en tu interior.

Depende de ti. Depende de ti dar ese paso y comprometerte de nuevo con esta vida. ¿Tienes tiempo para eso?

Hay un estanque junto a mi oficina en el que crecen cuatro hermosos nenúfares. Por la mañana los nenúfares se orientan en dirección al Sol, esperando a que salga, porque saben por dónde amanece. Lo saben y se orientan hacia él. Aun estando cerrados se orientan en esa dirección. Y en cuanto sale el Sol, se abren y lo siguen todo el tiempo hasta que se pone. Entonces se cierran y giran preparándose para el Sol de la mañana siguiente.

Y también tiene que ser así para ti. Prepárate para cuando el Sol se asome en el horizonte, listo para abrirte otra vez. Ese es el ciclo: prepararse. Estoy seguro de que pasan toda la noche girando y girando, girando y girando hasta abrirse. Luego, todo comienza de nuevo, todo comienza otra vez.

Es un compromiso nuevo. Como el nenúfar espera al Sol sin dar nada por supuesto, esperando y esperando, lo mismo pasa contigo y con el Conocimiento de uno mismo, contigo y con esta vida.

La cuestión es: ¿tienes sed?

Prem Rawat-Maharaji

Conferencia de Maharaji en Tel Aviv

Decepción personal (Juan Ramón)

Archivado en: Desclasificados, Juan Ramón — Julio a las 7:13 am el Jueves, Marzo 22, 2007

Esta mañana me he llevado una pequeña decepción personal, aunque bien pensado no debería haber sido así

El programa matutino de reportajes cortos orientados a la divulgación de la TVE Internacional, ha tratado de psicología básica, en concreto, de la estimada como pirámide de las motivaciones humanas desde el alimento al “logro”, pasando por el revolcón con la maciza de la vecinita, el viaje exótico, la pertenencia a un club o ese anhelado primer puesto en la carrera…

Ni siquiera mentar el sentir felicidad, ni directamente ni tampoco a través de sinonimias o similares

Por lo visto para estos escolásticos de la ciencia psicológica oficial, sentir felicidad no es una motivación para nosotros ¿Será acaso una mera resultante?

Tampoco me parece casualidad el contenido autoreferencial de su sistema de valoración. Así, haber logrado publicar con su propia firma en la reconocidísima “jiest scientifist piscological magazime” estaría, según ellos, en lo más alto-altísimo que puede alcanzar una motivación humana; je, je, je

¿Matadores de dragones, que se espabilan para ganarse la vida dando títulos de “matador de dragones”?

Felizahora

Bienpensantes

Archivado en: Juan Ramón — Julio a las 6:31 am el Martes, Febrero 6, 2007

Escrito de Juan Ramón comentando un artículo aparecido en este diario, sobre los por qués de las guerras, con el que no estaba en absoluto de acuerdo

Sr. Director
ADN Aragón
Zaragoza

Formidable ejercicio de bienpensantes ese de suponer que la guerra deriva de la existencia de unos problemas (falta de democracia, falta de desarrollo, inaplicación de derechos humanos y exceso de arsenales de armamentos); y que eliminados, o suavizados, estos se eliminarían, o suavizarían, aquellas.

La guerra proyecta hacia el exterior el agrio malestar interno de unos individuos ostentosamente alejados de sentir gratitud, por ejemplo, por el hecho de estar vivos; una gratitud que, por cierto, conlleva paz interna. A partir de ahí se lía todo, ¿que solucionamos las hambrunas?, pues ala, nos inventamos las anorexias
Juan Navarro Brun

Enamoramiento

Archivado en: Juan Ramón — Julio a las 4:03 pm el Miércoles, Noviembre 29, 2006

En un post de Paz, Juan Ramón hico los comentarios en rojo

PAZ escribió:

Y qué gozada es saberse enamorada de la luna, del sol, de los distintos momentos que la vida nos ofrece, incluso, incluso enamorada del amor aceptando, que todo llega, pasa, fluye y nos quedamos con lo que queremos, porque somos libres de elegir en qué nos regodeamos.

Sí, Paz. Esa es nuestra gran capacidad como humanos: La Apreciación, un atardecer es un puto atardecer, un hecho físico en puridad ni bonito ni feo, pero nosotros proyectamos fácilmente en él la percepción de nuestra propia belleza interna.
Somos una verdadera maravilla. Somos la Hostia, la leche & la “mamá de Tarzán” en bicicleta

“Amar al prójimo como a uno mismo”….. hay quien lo llama egoísmo Je, je, je nadie da lo que no tiene, yo lo llamo solidaridad….. recopilar buenos momentos, buenas sensaciones, imágenes, sonidos…. para poder compartir todo eso que brota desde el corazón. NO problem, cuando se siente se comparte en automático y disfrutar al ver que incluso eso se puede transmitir como el virus de la vida…

Quien se apunta a esta forma de vida creo que se sube a un tren del que cuesta apearse… el tren de la vida , el tren de la pasión, del presente….del objetivo evidente de la vida: VIVIR . De uno depende aceptar que la vida puede ser tan estupenda como la ve este pequeño.

Sería más fácil secar los océanos que aceptar lo bueno
Sobre todo porque se te ha dado en tal abundancia
Acéptalo
Disfrútalo
Celebra el día de hoy, celebra cada día
Celebra esta vida
Eres muy afortunado pero has de aceptarlo
( Prem Rawat-Maharaji)

Paz-Juan Ramón

Experimento vital (escrito de Juan Ramón)

Archivado en: Juan Ramón — Julio a las 10:18 am el Jueves, Mayo 4, 2006

Valiente y atrevida Carmen Bandrés al tocar en prensa (EL PERIÓDICO DE ARAGÓN) el tema que más le importa a usted, lo mismito que a mi, la felicidad; “chapeau” señora. Detectaba ella un hecho obvio, que el poseer es una fórmula muy de moda, muy americana decía, pero que sistemáticamente se muestra ineficaz para sentirse pleno; aquello de que los ricos también lloran, el chascarrillo añadirá que porque no eran “aun” suficientemente ricos mientras la realidad constata que jamás se puede llegar a serlo. Sin embargo, recuerda Carmen, existen placeres cotidianos que embriagan en su puro deleite.

Hay un experimento radical (para una vez) que resulta devastadoramente clarificador, por cierto ¿han asistido a una agonía?, yo sí, y se aprende mogollón. Deje de respirar y aguante cuanto pueda y al máximo (porque si no no sale). La siguiente bocanada de aire que penetre en sus pulmones será un alivio paradisíaco, lo mejor de lo mejor que haya experimentado jamás, ¡palabra!. Es el valor de la vida misma, de la existencia, precisamente del aliento; y está escrito que muchas personas se dan cuenta solo allá al final cuando en su agonía esperan únicamente eso, una respiración más; incluso ha habido suicidas a los que se oyó musitar ¿pero qué he hecho?.

Escrito de Juan Ramón

Archivado en: Juan Ramón — Julio a las 7:04 am el Viernes, Abril 7, 2006

RESEÑA DE CATEGORÍA

El HERALDO DE ARAGÓN ofreció (enhorabuena) una reseña de verdadera categoría sobre el libro de María Pilar Martínez “El Corazón en Vilo”, libro sobre esa “certeza indecible de sabernos amados” en medio de la vieja búsqueda de la dicha, pero una dicha encontrada aquí, en vida, No se suelen tratar tales temas en prensa (me refiero a la felicidad humana, no a los comentarios de libros que si son habituales). Los “medios”, prensa incluida, andan normalmente mucho más volcados en las infinitas variantes de politiqueos, economías, deportes y otras cachivachadas de parecida condición; en definitiva, en eso que se considera “oficialmente” por nuestra sociedad como lo más importante para nosotros, cuando el simple sentido común constata que lo que todos queremos de verdad, en definitiva, y más allá y muy por encima de todo eso, es sencillamente sentirnos bien. Eso si, yo no se si el mundo se autodestruye como postulaba el comentarista, de lo que no me cabe duda es que buscar la dicha en nuestro interior es un derecho radicalmente humano, nada propio de cobardes (no es huir como se decía en el comentario, sino echarle valor por un tubo).

La habilidad mística (escrito de Juan Ramón)

Archivado en: Juan Ramón — Julio a las 3:15 pm el Domingo, Marzo 19, 2006

Aunque la filosofía como disciplina cumpla con aquello de: “por la cual, con la cual, y también sin la cual pues te quedas tal cual”, a base de darle al tarro algún que otro filósofo como Aristóteles ha acertado con el más importante perogrullo alcanzable por el ejercicio de la razón, a saber, que el ser humano está diseñado para la felicidad. Otra cosa es dar luego con el procedimiento concreto.

Por ejemplo, la ventaja de los místicos sin importar cual fuera su cultura o religión ni la sociedad o el tiempo en que hayan vivido (o vivan), es que transmiten lo que ellos mismos alcanzaron mientras testimonian erre que erre cosas como ésta: ¿Crees que has sentido muchas cosas?, aún te falta sentirte en tu interior porque no existe sentimiento comparable al que habita en el interior del ser humano. ¡Qué hábiles!

El Cilicio (escrito de Juan Ramón)

Archivado en: Juan Ramón — Julio a las 3:18 pm el Miércoles, Marzo 8, 2006

Tengo otro hermano de mi segundo nacimiento, Juan Ramón, a quien le gusta enviar, sobre el tema con el que ambos comulgamos, cartas al Director de distintos periódicos locales. De vez en cuando y con vuestro permiso, os haré llegar alguna.
Esta es una de ellas

***
La fórmula concreta, he ahí la cuestión. ¿Cómo, por qué medios y técnicas, a través de qué procedimiento o qué pasos o etapas deberé atravesar para acabar sintiendome bien de verdad?. Un mecanismo muy célebre consiste en morirse para alcanzar el cielo de ultratumba (eso si, después de haber pasado un examen), y precisamente para hacer méritos cara al aprobado existe como una más la técnica del cilicio. Imagínense un Dios que espera ver cómo sus criaturas sufren auto-infligiéndose heridas innecesarias para congraciase con él (20 MINUTOS). Vaya, yo no digo ni que si ni que no, que las creencias de cada cual son muy respetables, y además de verdad

Pero no es esa la única “fórmula” claro está. Por ejemplo otra algo menos célebre en nuestra sociedad pero asimismo muy, muy antigua, dice que lo que buscas está ya en tu propio interior, por ejemplo con aquella frase evangélica: ”antes bien considerad que el Reino de Dios está dentro de vosotros”. Pero claro, esta otra fórmula es aun más difícil de asumir, porque si mi propia infelicidad no depende del exterior, me echo encima un protagonismo de vértigo y la gente no suele andar tan sobrada de valor.