Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » 2010 » Marzo

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

Prem Rawat – Maharaji (extractos)

Archivado en: Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 11:22 pm el Viernes, Marzo 26, 2010

Vuela. No tengas miedo.

“Qué mejor manera de aprovechar el día que subirse al columpio de la respiración, mecerse en él y volar.”  - Maharaji

Imagina que eres fotógrafo y que estás preparado con la cámara para tomar la fotografía perfecta. La escena más maravillosa está sucediendo justamente a tus espaldas. Gírate. Algunas personas no quieren girarse porque están convencidas de que lo que vaya  a ocurrir, ocurrirá delante de ellos.

Pero yo digo: “La escena más increíble está sucediendo. Sácale una foto”. Algunos se giran cuando ya ha desaparecido y dicen: “¿Ves? Me estabas tomando el pelo. No lo decías en serio”.

No puedes darte el lujo de mirar en una sola dirección creyendo que sabes dónde va a suceder. Dondequiera que ocurra, tú, el fotógrafo, debes estar listo. La vida se manifiesta aquí mismo. ¿En qué otro lugar, si no? Y, si realmente se está manifestando aquí mismo, quiere decir que algo increíble está sucediendo. Aprovecha este momento para ir a tu interior. Cáptalo, aprésalo, cáptalo.

¿Alguna vez has visto cómo trabajan los fotógrafos profesionales? El rollo de película es algo trivial para ellos. En su afán de captar la imagen perfecta, ¿sabes cuántas malas fotos sacarán? Es absolutamente impresionante. “No, no, no, no; ésta quizás. No, no, no, no. Ésta ha salido perfecta. Ya la tengo.” Y eso es lo que importa.

Algunos andan por ahí diciendo: “Bien, veamos. Me quedan sólo cuatro fotos, así que tengo que ser muy cuidadoso al tomarlas”. Es como jugar a la ruleta rusa.

Está sucediendo ahora. Y éste es el momento de cobrar fuerza interior. La gente suele hacerlo cuando muere alguien cercano, pero no sólo se necesita fuerza interior para eso. Tienes que cobrar fuerza interior aunque nadie haya fallecido, cuando el día marcha perfectamente.

Qué mejor manera de aprovechar ese día que subirse al columpio de la respiración y mecerse en él, volar. No tengas miedo; no estés preocupado, no hay nada que temer cuando te meces en el columpio del aliento. Ve a tu interior y siente la serenidad. Regresa a tu hogar, siente la paz, siente la alegría. Déjate conmover una vez más.

Prem Rawat-Maharaji

Reflexión

Archivado en: Reflexiones — Julio a las 12:28 am el Martes, Marzo 23, 2010

Tal vez no esté en mi mano controlar este día, pero sí lo está controlar este momento, este aliento.

Es tu elección

Archivado en: Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 11:09 pm el Jueves, Marzo 18, 2010

Alguien me dijo que quería paz porque así podría dársela a otros. Pero no puedes dar tu paz a nadie, así como tampoco puedes dar a nadie tu tiempo. No puedes darle ni siquiera cinco minutos más a una persona que se esté muriendo.

La paz es algo muy personal. Es verdad que si tienes paz en tu vida puedes hacer de catalizador para otros, pero no puedes darles paz. Ellos deben encontrar su propia sed, tener su propia comprensión y descubrir esa paz en su interior.

Esa posibilidad siempre está presente en tu vida. Si eres sabio, podrás aprovecharla. A veces la gente cree que la sabiduría es la iluminación. Ven un cuadro antiguo de un santo con una aureola alrededor de la cabeza y piensan: “¡Oh, una persona iluminada!”. Pero la verdadera iluminación es reconocer, y la sabiduría es tomar la decisión de elegir la alegría que hay en tu interior. No se trata de saber lo que va a ocurrir mañana. Los problemas vienen y se van. Si tienes un problema, igual que vino, un día se irá. Las cosas cambiarán y tú también lo harás, pero la pasión por la alegría, por la claridad, permanecerá contigo durante el resto de tu vida.

Mi sed de claridad, de alegría, ha seguido igual desde que era muy pequeño. Todo lo demás ha cambiado, lo que me gusta y lo que no me gusta, lo que como y lo que no como. Todo ha cambiado, pero esa sed sigue igual.

Elige eso en tu vida. Es una elección que tienes que hacer cada día: disfrutar de tu vida. Tienes que venir como una persona libre, sin equipaje, sin miedo, porque si no, no funcionará. Los problemas llegan con formas y tamaños diferentes. A veces cambian de apariencia. Pero, ¿qué es lo que quieres en tu vida? Es una elección que tú tendrás que hacer.

La gente titubea. Yo no puedo hacer nada al respecto porque depende de ti. Para mí, personalmente, la indecisión es una pérdida de tiempo. Voy a contar un cuento sobre la indecisión.

Había una vez un hombre que fue a una feria. Tenía los dientes muy sucios, casi negros. Caminando por allí, llegó a un puesto en el que un doctor vendía una medicina por 15 céntimos. El médico se la mostraba a la gente y decía que si alguien del público tenía los dientes totalmente negros y se lavaba la boca con aquella medicina, sus dientes relucirían de limpios.

El hombre quería la medicina, pero no llegaba a decidirse. Quizá fuese muy cara. No sabía si realmente la quería o no. ¿Funcionaría? Y allí estaba parado, pensando: “¿Debería o no debería comprarla? ¿Debería o no debería?”. Tenía una moneda de cinco céntimos y otra de diez, y empezó a frotarlas una contra otra sin parar. “¿Debería o no debería comprarla? ¿Debería o no debería?”.

Finalmente, se habían vendido todas las botellas menos una. Así que el hombre cogió sus monedas y se las dio al doctor: “Tome. Se la compro”. El médico tomó las monedas y preguntó: “¿Con qué?”. El hombre contestó: “Acabo de darle 15 céntimos”. Y el médico dijo: “Le he observado mientras dudaba si debería o no debería comprarla, y de tanto frotar las monedas las ha desgastado completamente. Ahora ya no valen nada”.

La indecisión es así. Las monedas son nuestro tiempo. “¿Debería o no debería? ¿Debería o no debería?”. Si estás dispuesto a asumir el compromiso de que lo que quieres en tu vida es esa alegría, serás bienvenido. Nunca es demasiado tarde, pero no dudes, porque al titubear estás perdiendo el tiempo.

Cuando el aliento entra en ti —y acaba de hacerlo— nadie puede decir: “Llevo 60 años respirando, así que no pasa nada si no respiro durante las próximas seis horas”. No, eso no es así. Cada aliento es necesario. La alegría y la paz tienen que aceptarse, sentirse y comprenderse cada día. Ésa es la danza. Ésa es la sinfonía de la vida.

Prem Rawat-Maharaji

Para Descubrir Más (vídeo)

Prem Rawat-Maharaji (extractos)

Archivado en: Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 11:01 pm el Domingo, Marzo 14, 2010

Ese sonido indescriptible

“Hay magia en nuestro interior. Lo tenemos todo.”- Maharaji

Durante mi estancia en Delhi, alguien me trajo un gran instrumento musical de la India llamado tanpura. Es enorme. Lo coloqué en la mesa, a un lado, y cada vez que pasaba por ahí, sólo con acariciarlo con el dedo emanaba de él un sonido maravilloso, que sonaba y sonaba durante mucho tiempo. Con el simple acto de pasar el dedo por encima de las cuerdas empezaba a resonar. De hecho, no puedo explicar con palabras cómo era aquel sonido.

Y si alguien me hubiera preguntado qué era aquello, ¿cuántas palabras habría necesitado para explicarlo? O tal vez me hubiera limitado a pasar el dedo por las cuerdas para que se produjera, como por arte de magia, el sonido que contiene en su interior.

Nosotros también, al igual que el instrumento, llevamos magia en nuestro interior, lo tenemos todo ahí. Tenemos una cuerda y está afinada. Tenemos todos los elementos que lo harán resonar. Lo único que falta es el tañido que liberará ese sonido indescriptible, para que pueda oírse lo indecible. Ese punteo desata un sentimiento maravilloso, una unión maravillosa. Y eso es lo que tiene que ocurrir en la vida de cada persona.

En cada uno de nosotros también existe un instrumento magnífico esperando a que lo hagamos sonar. Y nuestros propios sentidos – nuestros sentidos internos– no estarán satisfechos hasta que se taña, hasta que se toque. ¿Así pues…? La felicidad, la deseamos, la alegría, la deseamos, anhelamos esa belleza de forma natural. ¿Y qué buscamos? Explicaciones, palabras y fórmulas. Pero sólo se completará la unión cuando podamos encontrar la manera de ir hacia nuestro interior. Entonces se tocarán esos acordes, y el sonido de la alegría, el sonido de la gratitud, el sonido de la felicidad resonará a través de este instrumento. Esa posibilidad está a nuestro alcance.

Ése es el encanto del Conocimiento de uno mismo. Y es lo que está sucediendo. Siempre me fascina, me maravilla cómo se manifiesta este proceso.

Prem Rawat-Maharaji

La anécdota

Archivado en: Personales — Julio a las 12:38 am el Viernes, Marzo 12, 2010

Seguro que todos hemos oído la expresión  de no quedarse con la o en la anécdota, dando inconscientemente por supuesto que no vivimos en ella. Y sin embargo,  si nos parásemos a pensar tal vez llegáramos a la conclusión de  que nuestra vida no es más que un discurrir de anécdota en anécdota, de una superficialidad a otra.

Por lo que a mí respecta, voy a abandonar esta anécdota del libro, con la que voluntaria y conscientemente he convivido estos días e intentar ser más consciente de su antónimo, de mi esencia

P.D.: Ultimos coletazos de la anécdota: :)

Se recuerda a todos, en este caso todas que dijeron iban a facilitarme su dirección, que por favor me la faciliten ¡¡YA!!

Libro

Archivado en: Desclasificados — Julio a las 2:18 pm el Viernes, Marzo 5, 2010

portada-web

contraportada

canto-a-la-vida

Bueno, pues este es el tan cacareado libro, ¿o no lo he cacareado tanto?,  del que he hablado en alguna ocasión.

Me gustaría regalar un ejemplar “dedicado” :)  a todos/as que se hayan asomado alguna vez por aquí y dejado un comentario, no importa cuando, pero para ello necesito que me envieis nombre y dirección adonde enviarlo.

Quien no se encuentre en el grupo anterior, por supuesto puede pedírmelo también y por un precio módico se lo facilitaré. No obstante y por si alguien no se asoma por aquí en estos días,  os enviaré un mail con el ofrecimiento

Vuestros datos me los podéis facilitar enviándome un correo a:

julioconesaalegre@hotmail.com

Espero que su lectura sea de vuestro agrado

Reflexión

Archivado en: Reflexiones — Julio a las 11:43 am el Martes, Marzo 2, 2010

Lo complejo de lo simple

Más de una vez me he preguntado, que en donde  radicará la dificultad para que aceptemos lo simple.

Y llego a la conclusión de que es porque todo lo hacemos pasar a través del  filtro de nuestros conocimientos, cuando lo simple, precisamente por su simplicidad, no requiere ser analizado sino, simplemente, experimentado.

Es lo que ocurre con el Conocimiento de  Maharaji y de la dificultad de muchos para aceptarlo. Que las barreras de sus conocimientos impiden que esa simplicidad llegue a su corazón, consecuencia quizá de haber sido educados, desde siempre, más en el desarrollo del conocimiento que en el del sentimiento.