Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » El rio fluye

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

El rio fluye

Archivado en: Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 6:12 am el Viernes, Julio 13, 2007

“El nacimiento te trae, la muerte te lleva. En medio de los dos está la vida.” – Maharaji

Un día naciste y un día te tendrás que ir: no hay otra alternativa, no hay excepciones. Esta vida debe acabar. ¿Por qué? La misma naturaleza que es responsable de darla es también
responsable de quitarla.

Es fácil considerar al nacimiento como algo bueno y a la muerte como algo malo. Para muchos el amanecer es algo bueno, mientras que el anochecer significa que el día ha acabado. Sin embargo, tu amanecer es el anochecer en otro lugar, y tu anochecer es el amanecer en otra parte. No es ni bueno ni malo. Pero no entendemos las cosas que no son ni buenas ni malas. Todo ha de ser bueno o malo, bueno o malo, bueno o malo. No obstante, hay cosas que ni son buenas ni malas; son, sencillamente, lo que son.

El río no fluye a causa de ti ni corre porque eso te perjudique o te beneficie. Fluye porque ésa es su naturaleza y lo hace desde las montañas al mar. De hecho retorna al lugar del que, en realidad, partió. Cada gota ascendió desde el océano y luego cayó en forma de lluvia. Se almacenó durante el invierno como nieve y al llegar el verano se derritió: el río comenzó a formarse gota a gota y luego fluyó.

Lo que ves es el río, pero ¿sabías que durante la mayor parte de su existencia no tiene esa forma? Estaba allí arriba o almacenado como nieve en las montañas. Su período más breve es cuando lo ves como río, fluyendo, de regreso al océano. ¿Es eso algo bueno? No. ¿Es malo? Tampoco. Sencillamente, es.

El nacimiento te da la existencia, la muerte te la arrebata. Eso son hechos. No tiene importancia que seas hindú, musulmán, judío, cristiano o budista, para todos es igual: el nacimiento te trae, la muerte te lleva.

En medio de los dos está la vida, frágil, muy frágil. ¿Cómo se manifiesta? Un aliento tras otro; no dos, ni tres, ni cuatro, sólo uno. Ése es el milagro que sucede cada día, cada momento de tu vida. Y que suceda ese milagro es lo que permite que hagas todo lo que puedes hacer. Puedes intentar olvidarlo o perderte en filosofías e ideas o dedicarte a buscar otros milagros. Puedes buscar explicaciones a la vida, mientras la vida se manifiesta ante tus propios ojos. Delante mismo de ti está ocurriendo la danza más hermosa.

Prem Rawat – Maharaji

22 Comentarios en “El rio fluye”

  1. Amigoplantas comentaba que:

    El puñetero “árbol de la ciencia del bien y del mal” y sus puñeteramente indigestos frutos

    Para una corriente religiosa, comer de ellos hizo que alguna pareja de antepasados lejanísimos perdieran la perceción del Paraíso en el que en realidad se encontraban: Bien / mal. Bueno / malo. Justo / injusto. Hay derecho / no hay derecho…

    Cuando, a efectos prácticos, nos bastaría de sobras con: A mí me gusta / a mí no me gusta

  2. Anna comentaba que:

    Yo hoy siento como fluye mi río¡¡¡
    Atrapo los momentos que hoy me hablan desde mí misma.

    Besos.

  3. Julio comentaba que:

    Amigoplantas:
    Es que cuendo nos salimos del plano en el que no hay juicios; del plano del equilibrio, es cuando nos vamos al del bien y del mal; al de lo justo y lo injusto.

    Un abrazo

    Anna:
    Pues grábate bien como lo has conseguido, con tinta indeleble, para que vuelvas a fluir de esa forma a tu antojo.

    Un beso

  4. Sirenita comentaba que:

    Me ha gustado mucho este post Julio.
    ¿Has visto que ya arreglé éso?
    Un beso.

  5. Julio comentaba que:

    Sirenita:
    Me gusta especialmente el pasaje: “Pero no entendemos las cosas que no son ni buenas ni malas. Todo ha de ser bueno o malo, bueno o malo, bueno o malo. No obstante, hay cosas que ni son buenas ni malas; son, sencillamente, lo que son”
    Y es que, al poco de nacer al mundo, ya nos empiezan a enseñar lo que es bueno o malo, en vez de enseñarnos a permanecer en ese plano de la Aceptación en el que las cosas, como dice Prem Rawat, son como son. Si fuéramos enseñados así, nos sería mucho más fácil aceptarlas.
    Ya lo he visto, ya lo he visto. Gracias.
    ¿Has visto como controlo? :)

    Un beso

  6. Gemuina comentaba que:

    Nacemos para vivir como dice el título de blog de kencho, si vamos a pensar en nuestro final no vivimos, es algo que está ahí, está presente en todas nuestras vidas, pero es conveniente pensar en ello,solo hay que pensar en aprovechar nuestra vida y si tenemos la gran suerte de llegar a viejos, saber compartir la sabiduría con los nuestros y los ajenos en la medida de lo posible.
    Besos

  7. Julio comentaba que:

    Gemuina:
    Nacemos para vivir y vivir significa sentirnos vivos; sentir la Vida en nuestro interior. Y si lo sentimos así, se tiene la sensación, sin ningua duda, que para eso hemos venido. De lo contrario es morir.
    Me ha intrigado el título del blog de Kencho. Pasaré a visitarlo.

    Un abrazo

    P.D. Pues no me paso. Lo he intentado y me pide nombre de usuario y contraseña.
    ¡Que dificil lo ponen algunos !

  8. cata comentaba que:

    aunque la muerte generalmente nos encuentra no preparados para asumirla no veo nada de malo en ella…es necesaria. No le temo tampoco…es absurdo me considero una persona sumamente feliz sin embargo no dejo de pensar en la muerte como una liberacion….talvez la idea de recomenzar es tan seductora. Creo que hay algo más allá, no estoy segura de que pero de seguro existe como tu dices un terminar aqui y un recomenzar alla

  9. verde comentaba que:

    Espiritual, como siempre.

  10. Julio comentaba que:

    Cata:
    Bueno,en realidad yo no tengo claro si hay o no algo más allá de la muerte, ni es asunto al que le dedique la más mínima atención, ni me preocupe lo más mínimo. Por este motivo no hipoteco nada en esta vida, de cara a obtener alguna rentabilidad en una posible vida futura.
    Si, alguna vez y por pensar algo me hago la reflexión de ¿qué pasará si en mi último aliento, y esto ocurrirá siempre y cuando me haya ejercitado con anterioridad en ello, en mi último aliento digo, me voy siendo consciente de esa Vida que ha estado animándome durante toda mi vida? ¿qué podría suceder?
    Pero vamos que esto no me quita el sueño.

    Un abrazo

    P.D. entro en tu blog pero te prodigas poco ¿ ?

  11. Julio comentaba que:

    Verde:
    Sí, Maharaji es muy espiritual pero a la vez con los pies muy en el suelo :)

    Un beso

  12. amigoplantas comentaba que:

    Pues yo no se si Prem Rawat es o no “espiritual”; vital desde luego sí.

    Hay unas historietas por ahí que dicen que en ese último aliento del que tanto hablais, se recuerda lo que más ha centrado toda tu vida. ¿Problemas?, ¿angustias?, ¿”deberes”?, ¿desdichas?, ¿miedos?, ¿lamentos…?

  13. Julio comentaba que:

    Amigoplantas:
    Luego parece lógico que te vayas con el sabor de ese último recuerdo.
    Y volviendo a la reflexión que le hacía a Cata, ¿si en ese último o últimos alientos, sientes la Vida con todo su plenitud….?

    Un abrazo

    P.D. Ayer estuve en Barcelona viendo a Prem Rawat y fue un programa magnífico

  14. Gemuina comentaba que:

    Julio, el enlace del blog de Kencho, me he dado cuenta que al modificar en mi página lo puse mal es http://nacimosparavivir.blogspot.com
    un beso

  15. Trini comentaba que:

    No temo a la muerte, junto a la vida es lo único fijo. Pero si temo, y mucho, a la manera de morir. No me parece lógico que, si se le administra a un animal algo para mitigar su sufrimiento, a un ser humano le alarguen dolorosamente la vida, si es que a eso se le puede llamar vida.

    Estoy muy afectada con lo de Patus. Me he enterado hoy y ha sido muy triste. Lo siento en el alma.

    Un abrazo

  16. Julio comentaba que:

    Trini:
    Totalmente de acuerdo contigo. Yo lo que sentiría es, al final de mis días, perder la consciencia. Que no fuera capaz de concentrarme en aquel sentimiento que ocupó tántos momentos, días, años, de mi vida. Me gustaría emplear mi último aliento en ser consciente de ese sentimiento.
    Por lo demás, y por si acaso, habrá que dejar testamento vital. El problema es, ¿y cuando lo escribo? jajaja, porque siempre se piensa: ¡bah!, ya habrá tiempo.

    Lo de Patus, si ha sido una pena y más para los que a través de su blog, hemos seguido paso a paso su lucha contra la enfermedad.

    Un abrazo

  17. amigoplantas comentaba que:

    Hola Julio, pues un comentario de amiguetes.

    No “temas” perder la conciencia, primero porque no pasaría nada, si ya no eres consciente pues no lo eres y punto; y segundo, porque tenemos un gran “magnetismo” atrayendo a nuestras vidas aquello en lo que nos concentramos (y eso vale también para los temores)

    Y luego ¿para qué perder tu tiempo temiendo?, casi-casi-casi seguro que se te ocurre algo mejor que hacer para ese ratico ¿a que sí?. Es lo que tiene.

  18. Julio comentaba que:

    Amigoplantas:
    Bueno, cambio “lo que sentiría”, por “me gustaría”. Pero de cualquier forma, es algogo que ne me va a hacer sufrir.

    Un abrazo

  19. Trini comentaba que:

    Este Amigoplantas no le teme a nada, ¡Dios mío dónde estaba guardado este hombre!:):):):)

    (Perdonarme por la broma) Besos

  20. Julio comentaba que:

    Trini:
    Pues un poco si que debería temer respecto a esto, no sea que el Gobierno o Consejero de Sanidad de turno, no sea muy partidario de los cuidados paliativos, versus Lamela, Comunidad de Madrid y le hagan ganarse el cielo a base de sufrimiento :) :)

    Un beso

  21. Conchi comentaba que:

    Este post me ha gustado especialmente… me ha transmitido calma y madurez, quizás sea por el momento en que me encuentro. Gracias, Julio.
    Un beso, guapísimo.

  22. Julio comentaba que:

    Conchi:
    Pues no sabes lo que me alegro haber contribuido, de alguna forma, a transmitirte esas sensaciones. Ojalá y ese es mi deseo, esto suceda muy a menudo.

    Un fuerte abrazo

Deja tu comentario