Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » Biografía de Prem Rawat

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

Biografía de Prem Rawat

Archivado en: Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 8:02 pm el Domingo, Mayo 20, 2007

El próximo 25 de mayo se publica la biografía de Prem Rawat, una vida de reflexión y valoración de lo que es esencial a todo ser humano: los valores de la vida y la paz

A lo largo de esta biografía de Andrea Ceigan, en inglés, Andrea Cagan, emana el ideario de Prem Rawat bajo la forma de reflexión compartida con los oyentes al viejo estilo socrático, en el que uno mismo genera las preguntas y obtiene sus propias respuestas. Prem Rawat desempeña en sus charlas el papel de inductor sugerente, conductor de una reflexión hacia un orden olvidado y originario que todos hemos vivido en nuestra infancia…
(Lea comentario)

Comentario:
…Infancia, por lo demás, feliz, donde la belleza, el amor y la comprensión constituían el núcleo de nuestra identidad, una forma de vivir el presente en permanente eternidad, que, por supuesto, despertaba en los demás la admiración por las señas de nuestro esperanzador origen.
Prem Rawat no dice nada nuevo en sus conferencias. Ese es el valor de un discurso legitimado por la naturaleza misma. No plantea nuevos valores. Son las personas quienes establecemos el orden de prioridades, de importancia que damos a lo que hacemos y deseamos.
Se ha dicho que cada generación tiene una escala de valores y, por tanto, una balanza para medir las acciones y los logros, así como las esperanzas y las ilusiones. En esa jerarquía de cosas más importantes que otras, el culto al cuerpo o la vida privada de las personas, el dinero, el disfrute o las comodidades aparecen a los ojos de muchos en los puestos más altos.
El papel educacional del discurso de Prem Rawat consiste en rememorar en jóvenes y mayores aquellos valores sencillos y relegados al recuerdo. El por qué éramos felices en la infancia sin tener apenas nada. ¿Qué valorábamos entonces que ahora hemos olvidado? ¿Hay alguna posibilidad de recuperar la frescura y el optimismo con que vivíamos entonces?
La experiencia no tiene por qué ser nociva, ni el tiempo nuestro gran ladrón. Todo permanece en su sitio, se trata de volver los ojos y el sentimiento hacia lo que era esencial en aquel tiempo: la vida que se desarrollaba en cada instante haciendo de la experiencia nuestra gran aventura.
Hay valores como el respeto a la vida que siguen siendo el fundamento de la ley, de la familia y del orden social. Sin embargo, este valor no es suficiente para llevar una vida más feliz, aunque imprescindible para seguir existiendo. Dentro del aprecio por la vida también hay una jerarquía de valores en consonancia con lo que entendamos por vida. Y aquí es donde el discurso de Prem Rawat muestra su profundidad: la vida no son las cosas que nos pasan, ni los pensamientos o emociones; más bien es el sustrato en el que se asientan todas ellas. De esta forma, en esta jerarquía de valores, el aliento constituye el primer elemento, el sostenedor de todos los demás.
Desgraciadamente, un fenómeno tan común como la respiración que tan pocas veces haya sido objeto de estudio para filósofos, naturalistas, médicos, científicos… no deja de llamar la atención.
¿Reside en este dato lo novedoso del discurso de Prem Rawat? Quizás lo novedoso, ahora, consista en la posibilidad de ponerlo al alcance de todos los que deseen beneficiarse de esta capacidad natural. Esta es una de las lecturas que pueden hacerse de esta biografía, de este representante de la paz individual que solo desea ser un “espejo”, como dijo a la periodista Marta Robles en la entrevista que le hizo recientemente.

Los ejemplos que pone Prem Rawat en sus conferencias consiguen a veces retazos poéticos; una lírica de quien habla desde el corazón, desde el centro del Ser. Pues la belleza, la realidad y la esperanza viajan unidas en sus palabras. El transcurrir callado de la existencia o el símbolo del “río”, como metáfora del tiempo que todo lo lleva, trayendo frescura y momentos nuevos a nuestra existencia, son algunos de los ejemplos más hermosos que recuerdo en algunas de sus conferencias. Muchos de estos ejemplos encajan sin fisuras en el estoicismo de nuestra cultura hispana dotando a su mensaje de un aire que nos es muy familiar. La inmortalidad que nos ofrece el momento, el ahora, que defiende Prem Rawat, se contrapone con el pozo del tiempo (del que habla María Zambrano en su obra), esa forma de vacía inmortalidad que trae la fama.

En una tercera lectura de esta biografía, vemos la labor social del ideario de Prem Rawat plasmada en los millones de personas que ya conocen la importancia del aliento a través de sus conferencias, esfuerzo digno de alabanza, de respeto y valoración. Una vida dedicada a los demás no pasará en balde para aquellos que pueden ser ahora un poco más felices y para quienes, buscando algo más en esta vida, pueden alcanzar ese tesoro olvidado que duerme en ese infante que todos somos.

Una excelente biografía para la reflexión, para el enriquecimiento y para recuperar la ilusión por la vida.

(Desconozco el autor del comentario)

14 Comentarios en “Biografía de Prem Rawat”

  1. cata comentaba que:

    la ilusion por la vida….me gusto esa frase final…
    me gustan tus preguntas…me agradan las respuestas…me parece que ese buscalo en ti mismo es tan sencillo y genial…quien es Prem Rawat? disculpa que no sepa pero nadie es perfecto…jajja…..pero me gustan tus comentarios sobre el o eso? me cuentas? pero escribemelo al mail porque no me conecto tanto y se me olvida siempre en que dia te escribi…nunca agarro las respuestas…de ante mano gracias

  2. Julio comentaba que:

    Cata:
    ¡Qué distinto es el andar ilusionado por la vida, que ir sin ilusión!
    Pero una ilusión, no como asociamos generalmente, producto de nuestros sueños, de nuestros proyectos, sino una ilusión, tan evidente, tan real, que diría que la puedes palpar, coger. Que no es producto de nada, porque tiene existencia propia y que está ahí en nuestro interior.
    Ella activa el motor que te lleva, y ¡qué mejor carburante podía emplear!

    De acuerdo, ya te informaré a través del email

    Un abrazo

  3. Anna comentaba que:

    Yo hay días Julio, que no encuentro respuestas a nada. Y entonces me dejo llevar por la anestesía de los minutos que nunca me hablan.
    Hay días en los que, la ternura ye l cariño pasan de largo en la estación de mi vida y entonces pregunto. ¿Para qué vale el conocimeinto?…

    Besos.

  4. Julio comentaba que:

    Anna:
    Hoy he leido algo que decía más o menos: el conocimiento, los conocimientos nos sirven para ganarnos la vida y el Conocimiento nos sirve para vivir.
    El Conocimiento no es que te de respuesta a cada una de las preguntas que nos podamos formular, que serían infinitas, sino que te da la Gran Respuesta, porque te lleva a un plano de concienia en el que las preguntas desaparecen
    Y desaparecen las preguntas, y aparece el cariño, la ternura, todo aquello que un día poseímos y hoy añoramos. Sencillamente, hace aflorar todo eso, que ya se encuentra en nuestro interior.

    Un beso

  5. Anna comentaba que:

    De acuerdo Julio, de acuerdo. Pero no hablo de la ternura y cariño que das, sino de aquella que necesitas recibir. Quizás parezca egoísta pero algunos días la necesitas tú también y después de darla y darla, como dice una amiga mia, miras hacia arriba y aún asi te falta.

    Besos.

  6. Julio comentaba que:

    Anna:
    Si te conectas con la fuente de todo eso, es tanto lo que brota de tí, que para nada, ¡PARA NADA!, necesitas que nadie te de nada. Te sobra con lo que tienes.
    Fijémonos en los niños: ellos no piden, solo dan; y dando reciben
    Un día escribí en este blog:

    Ojos mendigos, ¿qué buscáis?
    Mirada suplicante, ¿de amor?
    ¿Yo, qué te puedo dar, una sonrisa?
    No logrará calmar tu sed y volverás a desear
    Vuelve mejor a lo que fuiste un día
    A aquella niñez
    En la que no pedías, solo dabas
    Y dando recibías
    Y no pensando amar, amabas y te amaban
    A aquella niñez
    En la que no existían, deseos, esperanzas
    Solamente existías

    Se trata pues de conectarnos a esa fuente a la que estábamos conectados cuendo éramos niños. Porque no se ha secado, ni mucho menos. Solamentemente la hemos sepultado, enrunado.
    El Conocimiento nos la descubre de nuevo

    Besos

  7. Gemuina comentaba que:

    La verdad que desprende felicidad su rostro. No soy de leer biografías frecuentemente, pero bueno una de pascuas a ramos no viene nunca mal y más si puede aportar algo. Por cierto el comentario que has dejado en este post, demasiado largo, soy incapaz de leerlo ahora mismo, pero prometo que volveré a leérmelo sin saltar líneas y de cabo a rabo.
    Besos

  8. Sirenita comentaba que:

    Estaba pensando que las personas que han tenido una infancia feliz suelen tener una vida adulta también colmada de felicidad, o si no, al menos, si son capaces de encarar los reveses de la fortuna de una manera más positiva, porque han conocido la dicha. Para aquellos de nosotros (hablo de mí) que no tuvimos una entrada feliz en este mundo, nos cuesta más seguir este tipo de enseñanzas, porque no tenemos paraíso perdido al que volver. Pero al menos, sí se pueden apreciar las palabras y empaparse de positividad. Algo quedará, digo yo…

    Un abrazo.

  9. Julio comentaba que:

    Gema:
    Me parece que el libro, segúna las últimas noticias, aparecerá el 5 de junio en los puntos clásicos de venta: Corte Inglés, Fnac, etc. Ya lo anunciaré cuando salga definitivamente.
    La cara de Prem Rawat, yo que la llevo viendo 35 años, él va para los 50, siempre ha tenido esa expresión, especial, mezcla de placidez, felicidad, amor. Son muchas horas, muchos dias y años manifestando lo que siente su corazón, que no es otra cosa que amor hacia todo lo creado.
    ¿Como sabré que has cumplido la promesa? :)

    Un beso

    P.D. El finde al pueblo al S.C.

  10. Julio comentaba que:

    Sirenita:
    No se, no se si se cumplirá tu razonamiento; me temo que en muchos casos, no. De cualquier forma, independientemente de como se haya desarrolado nuestra infancia, fue como fue y punto. ¿Por qué no darle la vuelta y si antes no lo fue, hacer que ahora sí lo sea? Porque el potencial está ahí, en nuestro interior, en todos nosotros.
    Pasar página que he dicho tántas veces, porque no nos podemos permitir el seguir escribiendo nuestra vida sobre páginas emborronadas. La Vida, si contactamos con ella, todos los días nos ofrece una página en blanco donde escribir historias nuevas.
    Por otra parte, en el comentario no me estoy refiriendo a niños felices, sino simplemente a niños, que felices o infelices que fueran, tenían ese encanto especial que tienen; ese dar sin esperar nada a cambio.

    Un abrazo

  11. feliz-ahora comentaba que:

    Un hombre práctico con una metodología que funciona

    Porque su mensaje como tal es muy antiguo, por ejemplo en la Biblia, Evangelio de Lucas: “…antes bien considerad que el Reino de Dios está dentro de vosotros mismos”.

    No se podía decir más claro, pero los blas-las-blas a mi no me arreglan nada si no tengo un “cómo”. Eso es para mi Prem Rawat, un “cómo” realista y practicable hasta para “durillos” reclacitrantes como yo

    Le estoy muy agradecido. Palabra de honor.

  12. Julio comentaba que:

    Felizahora:
    Nada que añadir :)

    Oye, lo del guión, es para incordiar o qué

    Un abrazo

  13. Luis Sandoval comentaba que:

    Prem Rawat, un conferencista que trae falsas esperanzas a sus oyentes. Ofrece justo aquello que nadie puede tener sin la única condición.
    Habla de la paz interior como si esta existiera, pero ‘no hay paz para los impios ha dicho el Señor’(Is. 48. 22)
    La única esperanza para la humanidad es, y esta es la condición, un verdadero arrepentimiento delante del Creador de cielos y tierra.La única fe que el Dios Todopoderoso ha ordenado a los seres humanos de este planeta es la fe en su Hijo, el Señor Jesuscristo.

    No hay, pues, paz ni salvación aparte de Jesucristo; solo tinieblas, muerte y eterna condenación después de la muerte física.

    Humanidad, arrepiéntete.

  14. Julio comentaba que:

    Luis:
    Gracias, Luis, porque tu comentario me ha despertado una sonrisa al punto de mañana :)

    Porque todo eso no lo dirás en serio, ¿no? Porque si fuera que sí, que va en serio, habría que verte la cara que llevas durante todo el día :)

    Encantado de tu visita

    Un abrazo

Deja tu comentario