Warning: ob_start(): non-static method wpGoogleAnalytics::get_links() should not be called statically in /home/entuinte/public_html/blog/wp-content/plugins/wp-google-analytics/wp-google-analytics.php on line 288
En tu interior » La cita de hoy

En tu interior

Prem Rawat-Maharaji me ayudó a encontrar en mi interior, lo que siempre estaba buscando en el exterior

La cita de hoy

Archivado en: Citas Prem Rawat - Maharaji — Julio a las 5:20 am el Domingo, Marzo 4, 2007

Tienes que saber qué es lo importante para ti. Y que, sí, tienes un corazón. Pero no sólo el que late. Ese corazón que nos inspira, que nos lleva hacia la paz, hacia la claridad, hacia la comprensión en nuestra vida, sin contentarnos con las teorías. Un corazón que nos ha dicho, desde la más tierna infancia, que seamos felices. Que seamos felices. Eso es lo importante. Sentirnos satisfechos. Eso es lo importante. Sentir la plenitud. Eso es lo importante. Pero de alguna manera, mediante la retórica y las teorías hemos dicho: “De acuerdo, eso es algo bueno, así que lo dejaré para el final. La paz es importante así que la dejaré para el final. La felicidad es importante así que la dejaré para el final”. Por favor no hagas eso, no lo hagas.

Prem Rawat-Maharaji

16 Comentarios en “La cita de hoy”

  1. felizahora comentaba que:

    Postponer la felicidad en nuestra vida, es la reacción más natural cuando nos domina el miedo a no llegar a sentirla de verdad

  2. buho comentaba que:

    Mientras cada uno sienta en su interior lo que es importante para su bienestar, es lo que cuenta. No importa lo que los demás piensen, ni lo que sientan… A pesar de tener que dejar de lado ciertas cosas, lo que primero vale es lo que te llena por dentro, lo que te hace sentir bien, independientemente de que exista tristeza o alegría, es lo que llena.
    Hace tiempo dejé de asociar felicidad a alegría, lo asocio más a sentirse pleno por dentro.
    Besos, Sigo estudiando…

  3. Sorrow comentaba que:

    Eso mismo me planteaba hoy: si no serán muchos de nuestros sufrimientos trabas que nosotros mismos nos ponemos en nuestro camino hacia la felicidad. Debe de ser todo mucho más sencillo ¿verdad? Y sin embrago creo también que esas trabas son ritos de pasaje que forman parte del camino que también nos conduce a conocernos a nosotros mismos.

    La alegría son momentos, brota en cascadas y nos anega el alma para luego volverse a esconder. La felicidad, en cambio, es un río subterráneo que fluye secreto, pero que abona los campos de una vida plena.

    Un fuerte abrazo, Julio.

  4. Julio comentaba que:

    Estoy recien llegadito de ver a Prem Rawat en Barcelona. Todo ha ido muy bien.

    Felizahora:
    Más que natural yo diría que normal, por la frecuencia con que se hace. Lo natural sería disfrutarla pues para eso hemos sido creados.

    Un abrazo

    Buho:
    Por supuesto que no debe importarnos lo que los demás piensen o sientan, sino, como dices, lo que sintamos nosotros.
    La alegrá y la tristeza, pienso que son como dientes de sierra que debieran descansar sobre esa plenitud que dices. La alegría, como nos gusta, no tenemos por qué amortiguarla, en cambio la tristeza, desde esa plenitud, es mucho más fácil mitigarla.
    En ambos casos y desde esa plenitud, ahí está la felicidad.

    Me asomo a tu blog y me da idea de que sigues con los estudios. A ver si tienes suerte.

    Besos

    Paula:
    ¡Pero bueno, qué segundo párrafo has escrito! De diez :)
    En cuanto al primero, ¡pues claro que todos son trabas que nos ponemos! Ahí está la felicidad, a nuestro alcance, esperando a manifestarse. Y las trabas, más que contribuir a nuestro conocimiento, lo dificultan, porque no forman parte de nosotros; no tienen existencia propia; son rollos que nos montamos a los que no deberíamos prestarles ni un minuto de atención

    Un fuerte abrazo para tí

  5. fuzzy comentaba que:

    “Sé feliz hoy”, esa frase, en un recuadrito me la regaló una compañera.. y la tengo puesta al lado del ordenador: hay que ser feliz en presente.

    un abrazo

  6. rositalacosturera comentaba que:

    como decia fuzzy…”se feliz hoy…y magnana, pasado, al otro” se feliz al maximo, y disfruta de todo aquello q esta a tu alrededor!!!!

    un abrazo julio, y que tengas un muy feliz dia!

  7. Sakkarah comentaba que:

    Hay que ser feliz, y yo creo que todos lo intentamos; pero es muy difícil. Quizá sea porque no sabemos conformarnos y a ceptar…

    Un beso.

  8. Julio comentaba que:

    Fuzzy, Rosita:

    En tiempos había montada una campaña o era una organización de ventas que captaban los clientes de boca a boca, de forma que el cliente captado entraba a formar parte de la empresa y al cabo de un tiempo empezar a obtener beneficios.
    Hacían reuniones para motivar a los vendedores y para incentivarlos les decían que aquello que pensaran obtener con los beneficios, que colocaran una foto de ello en la puerta del frigotífico. Ya tu sueño fuera un apartamento, un coche o lo que fuera. Así al abrir el frigo y ver la foto de tu anhelo te animaba en seguir adelante.
    Mucho mejor me parece la idea de Fuzzy de poner el cartelito ese con la frase.

    Un abrazo a las dos y que tengais feliz día y noche y todos los instantes

  9. Julio comentaba que:

    Sakkarah:

    Que no es dificil, que no. Que no hay que hacer nada. LO único que hay que hacer es dejar de hacer. Dejar de hacer aquello que la mente nos dice que hagamos para encontrar “su felicidad” y hacer caso a lo que nos está pidiendo nuestro corazón.
    Y método para conseguir esto lo hay. ¿Quieres alguna pista más?

    Un beso

  10. felizahora comentaba que:

    Algunos lo pospondran, eso de sentir felicidad, incluso hasta llegar a un futurible e imaginado Paraíso postmortem. Otros, con otros paradigmas personales, sencillamente para cuando se cumplan una serie de “cuandos…”; en el fondo muchísimo miedo al fracaso en ese tema, a no ser capaz de acceder a ese sentimiento aquí y ahora.

    Después de 52 años y mucho pico, pues resulta que la felicidad no estaba ni nunca estuvo en realidad situada en ningún “si” ni tampoco en ningún “cuando”; ese condicionar siempre p´a luego, solo era una trampa artera (toma ya pareado chulo)

  11. Julio comentaba que:

    Felizahora:
    Qué quiere que te diga, ¿que no estoy de acuerdo contigo?. Pues no señor; estoy totalmente de acuerdo.

    Un abrazo

  12. ricardo duque comentaba que:

    Después de volver a verle en Barcelona, de escucharle y de sentir lo que el maestro continuamente nos recuerda solo puedo agradecerle que siempre este ahí para recordarme que en mi interior encontraré esa dicha, esa alegría, esa claridad que tanto me hace falta. Solo quiero sentirla.-

  13. Julio comentaba que:

    Ricardo:
    Y ahí lo tenemos con sus casi 50 años. Yo lo conocí cuando él tenía 15, y como dices, siempre recordándonos lo mismo: que no busquemos fuera; que todo está en nuestro interior.

    Pues nada, Gracias Prem Rawat

    Un abrazo

  14. felizahora comentaba que:

    Hoy comentaban en la tele si esas innegables experiencias de profunda felicidad interior no serán debidas, en realidad, a una patología.

    Me explico. Cuando se miden parámetros que reflejan la actividad cerebral en ciertas epilepsias del lóbulo temporal, y cuando se miden a su vez en sujetos mientras experimentan ese tipo de “sentir”, las analogías resultan evidentes

    ¿Será entonces la felicidad interior una patología en el humano?

    Pues no. Lo que ocurre es empezamos a conocer algo de los soportes neurofisiológicos y bioquícos involucrados (como seres físicos) en nuestras experiencias, pero la infelicidad es el error; esa es, por común que nos resulte, la peligrosísima patología.

  15. Julio comentaba que:

    Felizahora:
    ¡Joder, me habías asustao!. Me veía tomando pastillas contra la felicidad. ¿Y como se llamarían éstas? ¿depresín, sufridín, o jodidín? :) :)

    Un abrazo

  16. felizahora comentaba que:

    Gilipollín, se llamarán “gilipollín” e irán destinadas a un consumidor-tipo de perfil bien definido:

    Personas agarrotadas por sus miedos a no experimentar ellos mismos la alegría, la satisfacción, la paz, la gratitud, la placidez; con pánico a la sencillez de aceptar la vida tal cual es en realidad (incluida la muerte, que por ahí van los tiros), y ¡horror!, a lo diferente, a la singularidad de cada ser humano que no tiene por qué copiar lo que hagan los demás, ni pensar, ni creer, ni experimentar lo mismo que otros piensan, experimentan, o creen…

    Personas que demonizarán por principio a quien OSE mentar que esa experiencia de felicidad interior es algo humanamente posible

Deja tu comentario